Wednesday, May 22, 2013

A la espera del Retorno de Cristo.



















Hoy día, que debería haber mucha más sensibilidad y humildad
para aceptar que hemos cometido tantos errores, que nos falta aún por comprender demasiado en torno a nuestra fe, pareciera ser que las instituciones y agrupaciones cristianas, solo se esmeran en impermeabilizarse contra la reflexión, de este modo, quedan totalmente inoculados contra la verdad que Dios desea dar a conocer a quienes dicen estar en este momento, representando en cuerpo y alma, a la vapuleada fe cristiana. Pero, a los grandes paradigmas de la realidad espiritual que nos toca a diario enfrentar, nada les importa, nada les hará cambiar de actitud, a ellos solo les interesa capitalizar la bonanza material por la que atraviesa nuestra nación, de modo que el bien mayor por ellos defendido hasta la muerte, no sufra ningún tipo de contradicción, ninguna forma de retroceso, porque, si bien comprendemos, ellos estarán inmersos en este tipo de realidad, hasta cuando inclusive, Cristo el Señor, haya retirado por completo a cada uno de los componentes de Su Verdadera y humilde Iglesia.


Por esta razón, es que aún mantengo mi mente y mi moral en alto, aún a pesar del dolor corporal, el sentido y propósito por el cual Dios me ha llamado en este tiempo a servirle, no puede ni será jamás quebrantado ni debilitado por esta verdadera casta de omnipotentes mercaderes de la fe, no señor, quienes en este tiempo han sido testigos del esfuerzo con el cual me he volcado a las realidades periféricas de mi país con el mensaje que Dios me ha dado, comprenden que un espíritu de esta naturaleza, no se puede debilitar tan fácilmente, y ello, por supuesto, me llena de gratitud para con el Señor, y por supuesto, para con todos aquellos valientes hombres y siervos de Dios que, unidos en un espíritu y un alma, no permitirán que este humilde ministerio, deje de lado la verdadera razón por la cual Dios, en este tiempo, y bajo las circunstancias que muchos de ustedes conocen, llegue a silenciarse, contrariamente, y a pesar de las ingratitudes de muchos de ustedes, que ni siquiera han colaborado con una plegaria para impedir que estos multimillonarios de la nueva fe, avancen y construyan con las vidas de muchos hijos de Dios, realidades ficticias y reinos construidos a la medida; el ministerio se encuentra más que vivo, vivo para Él, vivo para persistir en medio de burócratas y tecnócratas de la fe que han convertido la fe de nuestro Señor Jesucristo en supermercados. Es obvio que a muchos de ustedes además, poco o nada les interesa el tema, pero en fin, aprendí de muy joven a sobrellevar el peso de esto que llamamos Evangelio, y por lo tanto, me he acostumbrado con el pasar de los años a seguir las pisadas del Maestro, ello me ha dado fuerza hasta en mis momentos de mayor desesperación, sin embargo, mi reflexión inevitablemente, me lleva a pensar en la inutilidad de muchas de las vidas que siguen a tal o cual predicador de moda, en la ineficacia con que muchos de ustedes creen estar procediendo en la perfecta Voluntad de Dios, solo porque cuentan con una par de nuevos compañeros en el facebook, me aterra pensar que lo virtual, ha doblado y multiplicado en importancia, el peso de las vidas reales, y como consecuencia, al inevitable debilitamiento del poder transformador de LA PALABRA dicha y expresada en cuerpo y alma por alguien que es capaz de levantarse de su lecho de dolor un día, y partir, a donde quiera Dios, solo para que quede en este mundo, testimonio de lo que aún a pesar de la flojera con que muchos de ustedes actúan en la vida, otros somos capaces con todas nuestras pocas herramientas de defender la fe de nuestro común y Único Salvador.

Muchos se han acostumbrado en este tiempo a darnos charlas por televisión, algunos ni siquiera llegan a moverse de su escritorio, inmutables, triviales, impasibles nos ofrecen todo tipo de alternativas, nos conjuran todo tipo de bendiciones si somos capaces de agregarnos a sus cruzadas de poder, ello es lo que ha convertido la fe cristiana actual, en una profesión más, muy bien rentada por lo demás si eres capaz de mentir y negarle a la cristiandad, las verdaderas y únicas razones que han de traer a Cristo de vuelta por este mundo, no obstante, para mí, el poder servir al Señor bajo las circunstancias ya antes expuesta en casi todo mi trabajo, no solo honra mi vida, aún con las carencias, sino que además, dignifica la vida de mis hermanos que sin ningún tipo de cuestionamientos, se han embarcado en proteger éste, mi sencillo ministerio, por ellos además, no claudicaré, por los testimonios de tantos hermanos y siervos de Dios que en estos últimos meses, han conmovido mi vida hasta las lágrimas, llenando de verdaderas bendiciones mi hogar, lo que trasunta en vida para mis pequeños, y en fuerza para nosotros que como padres, luchamos por educar y guiar, al igual que muchos de ustedes, a nuestros propios y valiosos hijos. El tiempo ya no nos parece tan lento, algo está ocurriendo con nuestras vidas, algo que nos está motivando a darlo todo por Él, es cierto, se acerca el día de Su Venida, son muchas las cosas que ocurren en el mundo como para ignorarlas, sin embargo, el propósito y el blanco que nos ha sido trazado por el mismísimo Dedo inmarcesible de Dios, no nos permite otra cosa que, hacer todo lo posible, todo lo que esté a nuestro alcance para permitir que el Señor pueda, finalmente, preparar a Su Pueblo Bendito para el glorioso encuentro con Su Persona, todos los que han ignorado la verdad de este mensaje en cambio, deberán, cuando se acerque ese momento, salir en busca de las verdades que sus ministros no fueron capaces de declararles mientras ellos, plácidamente disfrutaban de las bendiciones que los propios cristianos comprometidos con ese tipo de cristianismo, eran capaces de brindarles a quienes eran sus guías espirituales, allí, no solo deberán ir en busca de lo que ignoraron de manera sistemática, sino que además, por lo corto de ese período, tendrán que hacerlo con efectividad, y me temo, que en medio de un sistema religioso lleno de medias verdades, carente de reflexiones honestas en cuanto a verdades supremas nacidas de LA PALABRA DE DIOS, y no de la siempre fantástica inventiva de los propagadores de despertares espirituales, ello no sea posible, y por lo tanto, el panorama ya no sea tan prometedor como piensan muchos que viven en aquellas realidades, tanto como para continuar alardeando con las bendiciones materiales, tal vez, la vida del hermano más sufrido de toda la enorme ciudad de Santiago, en ese momento, tenga mucho más sentido en el aspecto que a Dios sí le importa del ser humano, a pesar del peso austero de su frágil existencia en Cristo, el caso es que, en ese instante, y es más que seguro, los millones que Witt enseñó a codiciar a sus hijos y a sus seguidores, ya no sirvan para nada, así que, aferrarse a lo que sin duda en ese momento solo nos puede significar una enorme carga, ya no sea tan cool como ellos y todos quienes se han servido del sistema, lo hayan entendido, puede que el hermano más pobre de África en este momento, tenga mucha más claridad de lo que en realidad debe o no importarnos de la vida espiritual, en tal caso, quienes almacenan a diario en el Nombre del que todo lo ve, millones y millones del sucio y corrupto billete verde, deberían hacer un esfuerzo e intentar, por todos los medios, de ir a ese a ese sufrido Continente, y tratar de llegar hasta donde viven esos verdaderos paradigmas de la fe cristiana, y penetrar, si fuera posible, en sus pequeñas y humildes viviendas, construidas de paja y barro, para que, de algún modo, el gran misterio de la vida de Cristo en nosotros finalmente, les sea revelado por misericordia.

¡Recuerden amigos, Dios no puede ser burlado!

Estoy pues, conforme con lo que Dios me ha permitido vivir hasta este instante, he sido bendecido grandemente por El Señor, más aún si la enfermedad que me aqueja, me insta a buscar y depender diariamente y con mucho más ahínco, Su Bendita y siempre Misericordiosa Presencia, por ello es que cada vez que Dios me ha permitido llegar hasta el hogar de muchos siervos de Dios, allí, en sus hogares, en sus humilde realidades y no en las habitaciones de un cinco estrellas en donde suelen alojarse todos los artistas de la prosperidad, el calor de Su Persona y de Su Palabra, nos lleva a no pensar en el tiempo ni en las limitaciones que en este mundo nos ha puesto el padre de la mentira, muy por el contrario, meditamos en la suprema misericordia de Dios, en su gran y perfecta compasión, y de este modo, transformamos toda nuestra pobre indumentaria humana, en verdaderos eslabones que nos permiten unirnos, en un solo espíritu, con todos aquellos hermanos que anhelamos Su Pronto Regreso. En ese gran conjunto de hermanos y amigos, hay de todo, hermanas, madres, amigas, niñas, bebés incluso, niños, jóvenes, hombres, ancianos, todo ellos, es lo que tiene Dios en este mundo y en esta realidad, para dar cuenta de lo enorme y grande que sigue siendo el inigualable poder transformador de Su Persona, y una cosa importante, es que a muchos de ellos, ya casi ni les importa las pequeñas diferencias que pudiera haber entre nosotros, desde luego que no, por ello es que mi encuentro con los hermanos que se reúnen en los hogares, ha sido de tanta bendición, porque son ellos los que nos han dado a conocer, a mi familia y a mí, aspectos fundamentales del verdadero significado de la palabra “Cuerpo de Cristo”, otra cosa, solo es una apariencia, recuerden, el templo somos nosotros, el Espíritu Santo de Dios no habita en templos construidos por manos de hombres, todo lo que el hombre ha hecho con respecto a esto, es solo ostentar, exhibir, llenarse de lujuria, dar rienda suelta a su imaginería pervertida, el mundo entero está lleno de ejemplos, Roma, La Gran Ramera es solo un ejemplo de ello, Sin embargo a Dios, a quien dicen estar representando en sus ostentosas construcciones, y que ha creado el Amor y la Misericordia, poco o nada le importa lo que un ministro de Dios se gaste en construir un templo, Su Palabra lo ha declarado por muchos siglos, a Dios, Autor y consumador de nuestra fe, le ha placido habitar en medio de Su Pueblo, y dentro de este, en el corazón mismo de sus hijos, sean estos pobres u olvidados por el sistema, el caso es que Cristo El Señor, no necesitó jamás de una estructura física ni religiosa para dar sustento o credibilidad a su Evangelio, quienes deben comprender el valor de las enseñanzas del Maestro y hacerlas realidad en medio de este mundo entonces, somos nosotros, la religión institucionalizada y empoderada en la conciencia sensual de sus prosélitos, no ha sido jamás del agrado de Nuestro Señor, por supuesto que no, porque en el fondo, la realidad del Reino y los principios que rigen Su Santo Evangelio, en su mayor y más poderosa expresión, solo buscan sanar lo que está enfermo y rescatar lo que se había perdido, para ello, no son ni han sido jamás necesarias aquellas realidades, por ello, todo lo que el hombre, en el Nombre de nuestro Dios, ha sacralizado sin autorización ni de Dios ni de Su Palabra, solo debe recibir el nombre de Circo, CIRCO nada más, y con ello no estoy diciendo que sea malo tener un lugar donde juntarnos, pero recuerden, a la Iglesia vendida al sistema no le interesa que nosotros, por inspiración divina, comprendamos que la Iglesia de Cristo tiene su residencia aquí en la tierra dentro de nuestros corazones, de otro modo habría que inventar otro Antiguo Testamento y otro Evangelio, por lo tanto, la función en algún momento tendrá que terminar, quiéranlo o no los doctores de las bendiciones materiales, y al finalizar, todo quedará absolutamente claro, Dios no habita en Templos construidos por manos de hombres, mientras tanto, los que aún quedamos en este sistema, persistiendo en la entereza de nuestras convicciones, no daremos pie atrás, por ningún motivo, las razones están más que claras, pronto aparecerá El Señor y Salvador de nuestras vidas, reclamando lo que le pertenece, y además, entiéndalo por favor hermanos y amigos míos, requiriendo de todos quienes se han hecho ricos con El Evangelio del Señor Jesucristo, su presencia para dar inicio, en presencia de sus santos ángeles, con el justo juicio de Dios que ha de comenzar como dice Su Palabra, por su propia y corrompida realidad.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home