Friday, March 22, 2013

Una Nación que no entiende.


















A diez años de la infamia, el mundo, por lo menos el mundo decente, el valorico, el que ama y respeta la justicia, el que ha esperado ya por largo tiempo que el culpable de estos terribles crímenes contra la humanidad, y también contra la dignidad de los seres humanos, pueda finalmente ser juzgado y condenado por cada una de sus crueles embestidas. Sin embargo, todo nos hace pensar que nunca lograremos verlo sentado en la silla de los acusados, por una razón muy particular, porque para tomar una decisión de este tipo, una nación tan grande como Estados Unidos de Norteamérica, debería sentir vergüenza, debería por lo menos, haberse arrepentido de todos los crímenes cometidos, no tan solo contra los iraquíes, sino que también, contra sus propios soldados, los que al final de la "guerra", terminaron por rechazar y aceptar que su Nación, jamás debió haber siquiera pensado en pisar y maldecir la tierra del patriarca Abraham.


Pero, para que una nación de este tipo, tome represalias tan devastadoras contra quienes cree fueron los autores de la caída de Las Torres de la indiferencia, primero, se debe pasar por alto muchas cosas, y en ello, yo no espero que la reflexión me sea entregada por los fieles seguidores de la pervertida nación del Norte, de ningún modo, en primer lugar, creo en la obra que El espíritu Santo hace cada día en mi vida, por lo tanto, nada tengo que esperar de nadie, oro, y Dios me revela a mi corazón La Palabra que tanto necesito, de otro modo, tendría que vivir esperando lo que van a decir los predicadores y cantantes del gozo con respecto a esta acción soberbia y desmedida de Los Estados Unidos, y yo, no tengo tiempo para ello, es más, podemos esperar la vuelta del Señor y no vamos a tener siquiera un solo canto que nos muestre la verdadera dimensión del dolor que ha provocado en el corazón de Dios, un ser tan miserable como Bush, y todos quienes apoyaron semejante acto de vandalismo y destrucción sin sentido. En segundo lugar, creo fervientemente que también allí, a pesar de toda la Apostasía que hoy vive aquél país, existe aquello que La Palabra de Dios define como, REMANENTE, por lo tanto, mi reflexión no pretende incluir a todos aquellos hermanos que jamás estuvieron de acuerdo con la invasión a Irack, los que además, por inspiración divina, sí tuvieron un mensaje de Dios para la Nación Norte, solo que, una vez más, fueron simplemente ignorados y silenciados como acostumbra a hacerlo La Babilonia actual que dirige los destinos de la realidad protestante mundial, la cual, anestesiada al igual que la ramera vaticana con el vino del furor de su fornicación, no permite la reflexión profética que los ponga a ellos en contradicción con lo que plantea cada uno de los libros que sí tomaron en cuenta estas innegables perversiones.

Pues bien, no ha sido menor para Estados Unidos, el haber ignorado La Palabra de Dios que fue dicha por quienes el mismo Dios del cielo inspiró para advertir a la nación del Norte, que este acto de soberbia ejecutado por casi toda la Nación, terminaría por minar sus propias bases, recuerde que Bush, y todos su complejo aparato de guerra y de odio, fue reelegido democráticamente por los ciudadanos norteamericanos que no entendieron lo que Dios quiso decirles, minimizaron entonces al que Dios envió a decir lo que Él pensaba de todo aquello, y de las consecuencias que le iba a traer a esa Nación, y por supuesto, a todos los que apoyaron la invasión artera, después de pasar por sobre Su Bendita PALABRA, todo ello, asemejando peligrosamente la actuación Busch, y de toda la corte espiritual tradicional que no dijo absolutamente nada cuando debió haber alzado la voz en nombre del Todopoderoso Dios, a la nación del Israel bíblico, la cual, absolutamente desprendida del Propósito y anhelo de su creador, no sólo ignoró el Bendito mensaje enviado por Dios para su verdadero convertimiento, sino que además, persiguió y mató a los santos hombres que tuvieron el valor de reprocharles su equivocada condición. La historia ustedes la conocen, las consecuencias del pecado también, nunca más Israel fue lo que Dios quiso que ellos fueran, un ejemplo, un espejo en donde los demás pudiésemos mirarnos, sino, se convirtió en un estigma para la sociedad y para la historia, la cual, simplemente es producto de su propia y obstinada manera de entender y desobedecer los preceptos de Dios.

La reflexión entonces me encamina hacia linderos inequívocos, una Nación como Estados Unidos, que produce música cristiana como una empresa mundana, que lucra y convierte en millonarios a todos los que nada dicen de su degradante condición moral, y que además, los premia con Grammy, y toda una porquería de elementos que inoculan y comprometen a dichos representantes de la vida mediocre de la fe, a no decir absolutamente nada con respecto a lo que Dios piensa de la condición de esa singular nación, prácticamente está perdida, absolutamente lejana del Propósito de Dios, y por lo tanto, deberá atravesar por situaciones mucho más terribles de todo lo que ya ha experimentado, más todavía de todo lo que en estos últimos años ha vivido, nadie puede alzarse para contradecir La Voluntad de Dios, Dios existe, Dios tiene propósitos, Dios sí tiene mensajeros que no se hallan comprometidos con la burda prostituta de la fe comercial que enmudece a grandes representantes del protestantismo actual, no obstante, ellos han preferido ignorar lo que Dios quería decirles, una vez más, es mucho más importante sentirse dueños del mundo que oír, oír con humildad lo que Dios quiere decir, aún así, nos dictan cátedra, son invitados a nuestras realidades como grandes exponentes de La Palabra para dictarnos normas de vida, a volvernos a Dios, cuando ellos se encuentran metido hasta el cuello en sus dramas con Dios, ¿por qué no utilizan sus métodos en sus realidades?

¡Médico, cúrate a ti mismo!

Pero ellos, en un tiempo angustioso como el que vivimos hoy, prefieren ignorar Su Palabra, prefirieron, como ROMA esconde hasta hoy día a los más grandes pedófilos, proteger bajo cientos de llaves, al verdadero culpable de la degradación moral que hoy día impera en la tierra del Norte, recuerde, el culpable jamás ha sido ni será jamás molestado, vive, sí, vive plácidamente, descansa, pesca, se entretiene, mientras, La Nación a la cual él llevó a una de las peores confrontaciones militares de la historia de ese país, y que perdió solo por su obstinación míles de vidas de jóvenes, naufraga en el mar de las dudas pensando que su acción, no será juzgada y ni siquiera confrontada por El Dios del Cielo.

¿Dónde la vieron?

Hoy día, son miles las vidas que se cuentan entre las que se han perdido por causa de la guerra de Bush, jóvenes en su mayoría, porque los generales y los que mandan están en guerra, pero dentro del pentágono, no en el frente, a esos la Palabra de Dios les llama, COBARDES, hay varios ejemplos de ellos en La Escritura. De este modo, Estados Unidos diariamente se desintegra, se descompone, allí, la responsabilidad de sus entes reflexivos, es la única medida ética que podría hacer cambiar el instinto de esta Nación, no obstante, me temo que nada podrá hacer cambiar a quienes, influidos por el silencio de una realidad espiritual colapsada de gozo y hedonismo, nada dijeron cuando fue el tiempo. Ésta es una de las razones de por qué el Estados Unidos del cristianismo apostata, cuando ayuda a alguien en nuestras realidades, lo hace pensando en el posible daño que podría provocar a su pervertida realidad, una reflexión de este tipo, así que, no estaría seguro de nada que venga desde ese lugar, más aún de la realidad espiritual, no me trago lo que Dios me ha dicho, “de ello no comas, espera en Mí”. Por ello entonces, los hermanos norteamericanos cantan alabanzas, se inoculan para impedir que la verdad profética les alcance, no se interesan en el bien Supremo de Dios, en los planteamientos proféticos y escatológicos que traen de vuelta al que un día crucificamos con nuestros pecados, ellos, en su mente ensoñadora, juran que Dos los tomará, e ignorará todo el daño que ellos, con su cultura decadente y su inmoral forma de pervertir los corazones humanos, han provocado en casi todas las naciones del mundo. Por ello entonces, no respaldan a los que cantamos disidencias, a los que nos oponemos fuertemente a los dictados de la maquinaria de la fe, la cual, con toda su metodología del materialismo y el hedonismo en total vigencia, no permite que el hombre de Dios, sienta siquiera la necesidad de alzar la voz en momentos que el cristianismo debería haber despertado para el encuentro con nuestro Señor, no obstante, ellos actúan como si nada, nada les impide seguir adelante, aún con toda la enorme cantidad de desgracias y tragedias humanas y naturales que desde hace mucho tiempo se han cernido sobre el territorio norteamericano y su poderosa economía. ¿Tendrán algo que decirnos ellos al respecto? ¿Podrán los seguidores y quienes subsisten de esta calaña comercial, ofrecernos algún sincero pensamiento? Lo dudo.

Pero bueno, durante todo este tiempo, me he esforzado por sacar adelante mi sencillo Ministerio, de verdad, con costos enormes para mí y mi familia, sobretodo porque mi salud ya no es la misma, las fuerzas con que quisiera defender lo que Dios me ha dado, prontamente se agotan, además, el daño que diariamente provoca ésta enfermedad en mi tráquea y en ciertos conductos que van al corazón y a mis pulmones, desde luego me limitan para hacer todo lo que quisiera hacer por mi Señor, no obstante hermanos, con la ayuda de todos estos hermanos y amigos que he nombrado en otras circunstancias, con la fidelidad que ellos guardan a Dios y a Su Bendito Evangelio, he podido seguir luchando detrás de mi guitarra, intentando poner una reflexión en el corazón de muchos hermanos que esperaban una canción y una palabra de este tipo. De este modo es como he tenido que aprender a sobrevivir por fe, y créanme, Dios no ha permitido que la indiferencia de muchos, termine por hacer colapsar el deseo profundo de mi alma de querer llevar a los hijos de Dios, el mensaje que Dios me ha dado para sus vidas y para este peligroso tiempo, Dios nos ha bendecido de manera que este fin de semana que pasó, pude cumplir con una anhelo profundo de mi alma y que es, el haberme trasladado a Santiago a visitar a mis hermanos de Puente Alto, y disfrutar en una bella reunión en donde dimos cuenta una vez más, que Dios también está con nosotros. luego, partir a la ciudad de Rancagua, junto a mis pequeños hijos y mi esposa a servir a nuestro Dios. Todo realmente redundó para bendición, se han abierto puertas para que mi trabajo pueda continuar siendo conocido y oído, de manera que, cada día que pudimos servir a Dios, la expresión y manifestación de cada uno de los hermano que se acercaron a mí para adquirir un CD, o simplemente para saludarme y preguntarme por mi salud, dejó en nuestras vidas, una atmósfera de total bendición y gratitud para con Dios, por todo lo que pudimos alcanzar con nuestra precariedad, aún así, sé que tenemos grandes oportunidades para dar a conocer nuestro mensaje, por lo tanto, no dudo que muchos de ustedes serán bendecidos en el corazón cuando el Señor ponga en sus vidas, la necesidad de orar por este sencillo ministerio que a pesar de todas las dificultades, no pretende para nada, enmudecer, por el contrario, planificamos junto a mis hermanos músicos, una presentación en la cual, no solo intentaremos mostrar lo que hacemos con mi canto, sino que además, les daré a los hermanos la oportunidad de escuchar y disfrutar con una pequeña obra musical que se basa en el último libro de poesía que he escrito, y el cual, tiene su origen en una profecía que Dios me dio.

Finalmente, como cristiano, como persona que sirvo a Dios aquí, en esta realidad, sin tener compromisos con súper estructuras religiosas, sin contar con financiamientos externos, doy gracias a Dios por permitirme en este tiempo, ponerme de pie y hacer lo que más anhelo con mi alma, más aún, hacerlo en compañía de mi familia, agradezco a todos los hermanos que esta vez, nos invitaron y absorbieron con su amor, todas las necesidades que debimos enfrentar como familia lejos de nuestro hogar, oramos a Dios para que la bendición suya, pueda alcanzarles, de manera que el desafío planteado por Dios en esta oportunidad, no solo se quede en proyectos sino que además, podamos cumplir con el maravilloso sueño de ir hasta la ciudad de Rancagua, y presentar, si Dios quiere, todo el trabajo musical, poético y artístico que Dios nos ha dado para compartir con la cristiandad.

Dios bendiga a nuestro país, Dios permita que nuevas puertas se abran, que la bendición suya pueda proporcionarnos las herramientas necesarias para cumplir con el llamado que Él nos está haciendo en este tiempo, y bajo estas difíciles circunstancias.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home