Tuesday, June 26, 2012

Las verdaderas lacras que corroen a nuestra sociedad.
















Pero existe un pueblo que ha sido guardado completamente por Dios para este tiempo, para no creer en la basura que nos ofrece la dictadura de la vida espiritual actual, se trata de un pueblo que añora Su Retorno, un pueblo que no se cansa de clamar:

 ¡Ven Señor, sí Señor, ven pronto!

Esta realidad, invisible para los materialistas constructores de la desidia de la prosperidad, no está de acuerdo con los parámetros miserables de los dictadores de las tinieblas, para nada, ellos han comprendido que el haber concordado con semejantes parásitos, era simplemente, desviarse del gran Propósito que nos ha de llevar al punto que deberemos por misericordia pronto alcanzar, porque es claro que todos queremos irnos con el Señor, al menos eso nos une en este trabajo, otra cosa no es posible, no obstante, es claro que La Iglesia verdadera de Cristo, la manada pequeña, el rebaño de Dios, no la institucional, la vendida al sistema, la prostituta, deberá cumplir con ciertas cosas antes de que ocurra todo lo que La Palabra ha descrito como La Segunda Venida del Señor.

Pues bien, los detractores actuales de la verdad proclamada siglos atrás por los santos hombres de Dios, sean estos profetas, apóstoles, o cualquier otro medio, no desean que el pueblo ignorante sepa lo que La Palabra dice al respecto, por nada del mundo, la base con la cual han construido su enorme y deplorable industria, como Witt y toda su casta de explotadores, no debe debilitarse ni menos permitir que la cristiandad toda, ponga en la conciencia del cristiano abyecto, esta clase de reflexión, así que las grandes interrogantes de la existencias quedan prácticamente fuera de contexto, como por ejemplo:

¿Cómo es que un supuesto seguidor del Señor Jesucristo puede amasar y hasta jactarse de poseer una fortuna tan grande?

¿A qué se debe desertar para concebir la vida espiritual de esta manera?

¿Cómo separar en tal caso la vida del espíritu con la de la carne?

¿Qué es más importante, ganar millones o salvar almas?

Y si para salvar almas hay que tener toda esa millonada, entonces, ¿qué hacemos nosotros en el mundo de la fe?

¿Qué hacen los hermanos que nada tienen?

Cristo, sin duda, el bíblico, no el inventado por estos farsantes, no hizo jamás un llamado a convertir el servicio a Dios a una mera demostración de indiferencia y de poder que solo puede ofrecer la maquinaria del materialismo y el consumismo que hoy día maneja con total éxito, el mismísimo príncipe de las tinieblas, al cual, con mucho cariño sirve este pedante de la fe mortuoria de la prosperidad. Pablo, el Apóstol de verdad, el sufrido, el probado, el varón de dolores, el experimentado en quebranto, el que describe La Escritura, sin duda que se muere al verlos, porque si él discutió y enfrentó al mismísimo Apóstol Pedro por una cuestión puramente doctrinal, y además en público, ¿qué cosas diría si viera a estos delincuentes de la vida espiritual VIP y acomodada de la actualidad, jactándose de ganar millones a costa del mensaje bíblico? No hay que ser tan profundo para entenderlo, ni tampoco tan espiritual como para percibirlo, aún así, es claro que esta forma de evangelio que nos ofrecen con todos sus libros, música y predicadores por mil los representantes de la soberbia espiritual, solo viene a confirmar una vez más, que no estamos a salvo de nada, que toda vez que se ignora desde un pulpito el profundo error en el cual han incurrido todos estos seudo-ministros de Dios, lo que estamos haciendo es simplemente permitir, sí, permitir que ellos sigan dañando aún más las ya dañadas realidades espirituales que pretenden con muchos esfuerzo y tenacidad sobrevivir.

Pero los Judas y los cobardes no están fuera de toda esta cuestión, ellos, con su silencio y permisividad, son los que protegen a estas verdaderas lacras de la sociedad, a estos siniestros parásitos que se nutren de la ignorancia y porquería que el pueblo mismo permite con su somnolencia, porque los grandes hombres de Dios ya lo habían anunciado, mucho antes, muchos siglos atrás, sin embargo, ellos no creyeron, prefirieron evadir el gran tema ético que planteaba ya, en ese tiempo, el controversial e implícito contenido de Su Palabra. Por ello mismo, hablar hoy día en el Nombre de La Palabra de Dios, ya no representa absolutamente nada, nada para los que juran de rodillas que Cristo está de acuerdo con una manera semejante de adquirir bienes en este mundo, porque de eso se trata el comercio de Witt y de toda esa farsa llamada “evangelio de la Prosperidad”, que no es otra cosa que la mentira mejor y más protegida por el cristianismo actual para que estos mediadores de las tinieblas, ayuden a establecer finalmente, aquél enorme imperio que el anticristo utilizará para gobernar las conciencias religiosas de millones de personas en el mundo entero. En tal caso, señor Witt, y toda su manga de vagos, yo no estaría tan seguro detrás de todos esos millones, recuerde usted que la polilla y el hollín corroen en este mundo, y lo dijo el Señor Jesucristo, y usted, como buen cristiano, no debería pasar por alto aquello, aún así, sepa usted, su señoría, que ni el mismísimo Salomón cayó en la predicación de austeridad que sentó como base de Su Reino el creador del Evangelio del que usted dice ser su más fiel representante, por ello es que su última entrevista en la CNN me pareció la vergüenza misma, el vacío valórico más abyecto y absoluto, y me alegro profundamente que ya no estés en el Evangelio verdadero, si es que alguna vez lo estuviste, porque si así fuera, créeme zorra, yo no estaría en el Evangelio, haría cualquier otra cosa para ayudar a los hombres a salir de sus dolores y esclavitudes, pero como jamás he escuchado que en una de esas periferias espirituales que yo siempre visito, hayas puesto tus mugrosos pies; porque cualquiera de esos oscuros y tétricos lugares es más santo que una de las alcobas en donde guardas tus millones; me siento bien de ser lo que soy, de ser ignorado por todas ustedes bacterias de la sociedad, recuerda que Cristo también fue ignorado por la mayoría, no obstante, es claro que tú le has sabido sacar suculentos réditos a Su valiosa Persona, aún así, Él no está tan lejos de todos nosotros, ¿y sabes por qué suciedad? Por una razón muy simple, porque para nosotros la vida valórica aún existe, porque me llenaría de vergüenza saber que el Nombre de mi Salvador ha sido pisoteado por otros por causa de mi forma de actuar, cosa que en tu perra vida, con permiso de los perros, no cuenta para nada.

Las lacras por lo tanto, son producto de la misma realidad que vive la cristiandad apócrifa, los majaderos existen, y por lo tanto, la majadería con ellos, yo no puedo negar que a veces me falta, y por decirlo, soy malinterpretado, pero no crean que cuando digo que la plata me falta, Dios hace aparecer millones para que finalmente no quede con cifras en contra para enfrentar el mes que viene, de ningún modo, me cuesta lo mismo que a todos ustedes ganarme el pan, por ello es que no tengo pelos en la lengua para gastarme unas cuantas palabras en éste, mi trabajo virtual, para denostar y desenmascarar una vez más, no sólo a estas garrapatas espirituales, sino que también, a todos estos cobardes que gracias al silencio con que impunemente han actuado frente a esta ralea espiritual, muchos buenos hermanos y ministerios muy humildes se han quedado absolutamente sin nada. Por estos cobardes y temerosos entonces, supuestos servidores de Cristo, es que el evangelio está donde está, nosotros, limitados porque carecemos de medios para realizar los proyectos que necesitamos dar a conocer a un cristianismo pusilánime y mediocre como el actual, mientras, a ellos les faltan los dedos para contar los dólares y millones que los mismos cristianos les regalan para que sus conciencias se mantengan intactas y sin ninguna clase de sobresaltos. El hombre verdadero de Dios en tanto, nunca estará en silencio, yo los he visto, en muchos lugares, en muchas partes de mi país, ellos no van a permitir que la mentira les dificulte en algo todo lo que sienten y creen del Señor, al contrario, ellos, en una actitud varonil y valiente, no solo están renunciando al sistema como ente precursor y sustentador de la fe, sino que además, pretenden aguardar la venida de nuestro Señor desde sus mismo hogares, más bíblico no puede ser, más profético, ¿dónde?

Así que, a pesar de todo el cansancio acumulado, a pesar estar viviendo las negligencias propias de una realidad sesgada para comprender el valor de una vida ministerial, a pesar de la enfermedad que destruye en mil pedazos mi precaria subsistencia, yo, Florencio Navarro, me encuentro sometido a Cristo, así que nunca digan que no pertenezco a nada, pertenezco a Dios y eso es suficiente, porque ÉL es la Cabeza, porque sin Él, nada podremos hacer, sin Él, estaríamos simplemente perdidos, como todos estos profesionales de la fe que hoy día llenan el mundo de la fe, extraviados en este mundo como ciegos sin saber a dónde ni cómo ir, y un hijo de Dios, un verdadero hijo de Dios, no puede sufrir esta clase de enfermedades, ello, no está determinado para hombres llenos del Espíritu Santo, al contrario, hemos sido llamados a ser luz para este mundo, aunque a muchos cobardes les importe un carajo todo el daño que estas parias han producido en el corazón del cristianismo. Aquí estaremos entonces, no para desertar, sino, para declarar una vez más Su bendita Palabra, tal como es, sin pigmentos, sin arreboles, limpia y pura como hubiese querido nuestro salvador que así fuera, por ello es que perseveramos entonces, por ello es que no nos cansaremos de decir:

 ¡Señor, ven pronto, sí Señor, pronto!     


¡EN CHILE, CADA 40 MINUTOS SE ABUSA SEXUALMENTE DE UN NIÑO! 

1 Comments:

Anonymous Anonymous said...

dura tus palabras hermano florencio , pero es la verdad , Dios te ha dado la carga de un Profeta y debe ser muy duro para ti tambien , que el señor te bendiga mucho hermano....
saludos

Mauricio Nuñez (iglesias en casas)

10:31 AM  

Post a Comment

<< Home