Monday, January 18, 2016

Las deserciones del pueblo de Dios.





Es decir, si existe algo que podemos criticar del cristianismo actual, es su incapacidad para comprender la dimensión de los dramas que como sociedad estamos viviendo, y junto con ello, el enfriamiento o distanciamiento que hoy día vivimos con respecto a los valores fundamentales de nuestra fe, primero, porque son NUESTROS VALORES Y NO SOLO DE LAS GRANDES INSTITUCIONES, y después, porque nuestro deber como pueblo de Dios, era precisamente defenderlos y obedecerlos, y no desviarnos de su finalidad, lo cual en la realidad, se traduce a una carestía en el compartir, en el dar de nuestro tiempo por ejemplo, a causas mucho más nobles que hacer de nuestras vidas, una secuencia de horarios súper aprendidos que carecen en la mayoría de las veces, de expresiones sinceras y entrañables de afectos en El Señor.

Por esa y muchas razones más, es que me ha impulsado la idea de fomentar en este país, de reguetoneros al por mayor, de que si es posible hacer de nuestras realidades domésticas, el lugar en donde La Iglesia de Cristo debe florecer. Hasta donde entiendo la fe, habiéndome quemado todas estas veces las pestañas estudiando e investigando, no encuentro un sólo insignificante texto de La Biblia que justifique para este tiempo, ni en el mensaje de Los Profetas del Señor, que La Iglesia debe operar entre cuatro paredes, por ningún motivo, es más, si mal no entiendo, La Iglesia fue considerada una secta, hasta que apareció Constantino y nos regaló una nueva forma de entender el concepto de Iglesia, ahora, en la misma dimensión que templo, porque hoy día vamos a La Iglesia, no vamos al templo, lo cual demuestra no sólo desinterés por aprender de parte del cristianismo vigente, sino que además, destruye el concepto que el propio Señor Jesucristo enseñó a sus discípulos, todo gracias al Concilio de Nicea, obviamente, y al cómplice silencio de una forma de cristianismo que hoy día comercia con la fe del Hijo de Dios.
En este sentido, tengo muchas cosas que decir, mucho que contar, mucho que analizar, desde todos los puntos de vista, hasta del sociológico, lo cual he venido haciendo a través de mis publicaciones en mi Blog:

elrecolector.blogspot.com

desde hace varios años, no obstante, no sólo ha sido necesario trabajar duramente en este medio cibernético para expresar algo de lo que hasta este momento entiendo, es La Expresa Voluntad De Dios para con mi vida, sino que además, junto a todo este trabajo en Internet, se suma el de componer y trasladar mi visión de la realidad, a mi poesía y a mis cantos, lo cual me ha mantenido muy ocupado durante largos años de mi vida, incluyendo aspectos súper humanos de nuestra fe que deben ser tocados sin temor a ser incomprendido o cuestionado por la cristiandad de las alabanzas.

Uno de estos grandes dilemas que he debido enfrentar, como es sabido ahora por quiénes siguen mi trabajo en Facebook, ha sido la casi nula ayuda que he tenido de estas grandes succionadoras de fe, las que, independizándose de nuestro acontecer lleno de carencias, nos han dejado prácticamente en medio de este enorme mar, naufragando con nuestras realidades, intentando no caer en estados depresivos con tal de mantener a flote nuestra causa, como lo he dicho antes, solo el amor de unos pocos no ha mantenido a flote, ¿pero los demás?

Este es el gran escollo, la gran dificultad que a diario personas como nosotros debemos enfrentar, por ello puedo analizar con absoluta certeza y conocimiento de causa, que al final de cuenta, lo que estas aspiradoras de almas, que son las Instituciones actuales, buscan a través de su soberbia actitud para con nosotros, es que al final desaparezcamos, o que simplemente nuestro esfuerzo en Cristo sea reducido de tal forma, que nuestra influencia no se note o parezca ínfima. De tal forma que son ellos los que capitalizan las mejores ofrendas y diezmos, pueden hasta jactarse, más aún que La Palabra APOSTASÍA, emerge como una enorme y poderosa nebulosa dentro del contexto de La Iglesia de Cristo aquí en la tierra, porque es una completa realidad, por ello además, se nos hace difícil ver o percibir el Poder de Dios, por ello mismo además, la imagen, la del predicador, la del cantante, en fin, la de las instituciones, hoy día es mucho más importante que el contenido, es más, yo no sirvo a Dios en este tiempo porque El me haya dado demostraciones de Su Poder SOBRENATURAL, como el que tal vez Dios le ha dado a Witt, no amigos, mis dramas puede que sean mucho más grandes que los de ustedes, porque si existe un daño grave que provoca una enfermedad como la que yo padezco, ese es precisamente el que afecta a nuestras vidas, porque la economía, la del hogar, no estaba preparada para tal efecto, de manera que la dolencia, desequilibra todo tu programa económico, lo hace pedazos, más aún en un contexto en donde estas succionadoras de vidas, no permite a la gente impartir sus bendiciones materiales, en los lugares en donde realmente son necesarias. Así que amigos, no podría mentirles, yo mismo he terminado hospitalizado todas estas veces por causa de la enfermedad, si yo mismo para subsistir debo a diario ingerir drogas, no podría engañarlos, Su Poder, precisamente, no pasa en mi vida por demostraciones poderosas y de gran alcance, no, así no sucede conmigo, para poder enfrentar mi condición, he tenido que enfrentarme al dolor, aprender a convivir con él, no huir de él sino, entender para qué Un Dios como el nuestro, tan lleno de Amor y Misericordia, permite que tus vías respiratorias se llenen de cristales y el dolor pase a ser una condición de vida, eso es lo que a mí respecta, lo único que podemos hacer, es confiar en Él, mantenernos firmes, tener convicciones profundas y valientes, de manera que el vaivén de las aguas, no nos haga sucumbir o salirnos del rumbo que Dios nos ha trazado.

Todo esto se traduce entonces, a falta de amor, no de cualquier amor. En una realidad tan ensimismada y materializada como La Iglesia, lo real era que precisamente un enfriamiento como el que hoy día estamos viviendo, ocurriera de manera casi universal, haciendo verídica la predicción del Señor acerca de este específico momento, que también sirve como señal de los días antes de Su venida, mostrando a la gente de nuestro entorno, que los seguidores de Cristo de este tiempo, al haber abandonado los principios de Dios, hoy día compiten con la gente de mundo por las bendiciones materiales, dejando el contexto en el cual nos desenvolvemos, no sólo sin mensaje, sino que además, sin influencia de una realidad como La Iglesia de Cristo, que debería en este momento, tener fuertes controversias con el sistema anticristiano, y ofrecer al hombre desgastado por la problemática de la subsistencia, una forma o estilo de vida basado en la austeridad y renuncia que tanto El Señor como sus seguidores pusieron en práctica.

Aquí es donde entró yo, con mi guitarra y mis canciones, aquí es donde lo de Dios, comienza a tener sentido para mí, El necesita que haya voces disidentes en este sistema, voces que seamos capaces de defender de tal manera Su Verdad, que no le temamos a nada ni a nadie, ese es mi trabajo, yo no estoy aquí para hablar de cómo Dios abrió el mar y murieron los egipcios persiguiendo a los israelitas, ese es tema para las comedias de los canales chilensis, no para cristianos que hoy día enfrentamos el rigor de una APOSTASÍA DE ESTE PORTE, lo que sin duda no han entendido o simplemente no han querido entender ni menos aceptar, ministros y ministrados del sistema. El mensaje, por lo tanto, no nace de la imprecisión en que han incurrido los ministros del sistema, sino, de haber renunciado a las mismas comodidades en que tiene postrados y en silencio este sistema, que sabemos quién dirige, a muchos buenos y particulares cristianos que cuando El Señor aparezca, tendrán que dar muchas y muchas explicaciones con respecto a esto. Ese es el trabajo que Dios me ha dado hacer en este tiempo para Él, decirle a las personas que Él, sobre todas las cosas, Es Un Carácter, Una Persona a la cual debemos obedecer, ya no porque posee poderes sobrenaturales o porque es capaz de darnos prueba de Su Existencia, Dios demanda en este tiempo que nosotros, los que sí hemos desertado de muchas de las cosas con las cuales la religión actual, ha embaucado y seguramente, seguirá embaucando a tanta gente, y que por esta sola razón se ha hecho millonaria, a que seamos capaces de sostenernos valientemente en el fundamento de nuestras convicciones, al igual que el cristianismo histórico, “… no os dejéis mover fácilmente de vuestra manera de pensar…” ll Tesalonicenses 2

Por ello planteo que La Iglesia, no necesita de toda esta embaucadora parafernalia para expresar el sentir de Dios, no señores, la gente del tiempo del Señor, también solicitó demostraciones y toda clase de señales, ¿y que respondió el Señor?:

... que a esa perversa generación sólo les sería dada la señal de Jonás. Eso nada más.

Yo no padezco cosas diferentes a las de todos ustedes amados hermanos y amigos, he quedado sangrando botado en mi baño todas estas veces. Para hacer la cosa más difícil, Dios permite que uno de mis pequeños ahora pasado el invierno, mientras yo servía a Dios en Santiago, se enferme de MENINGITIS VIRAL, lo cual lo dejó totalmente dañado, pero que con todos los cuidados, se fue recuperando y logró terminar su año escolar, logrando un segundo puesto en el colegio. ¿Quién puede entender eso? ¿A quién le pido explicaciones? ¿A quién una indemnización por años de servicio?

Este invierno sufrí las peores crisis desde que se manifestó este mal en mi cuerpo, deseando profundamente ya mi descanso, no puedo mentir, sigo dependiendo de medicamentos caros y poderosos, sigo dependiendo de drogas, pero aquí voy a estar, defendiendo hasta el final las cosas por las cuales nuestro Amado Salvador, entregó Su Preciosa Vida En el Calvario de La Cruz.

En este momento podría utilizar los mismos métodos que ya han monopolizado la mayoría de los Ministros de Dios para tratar de capturar la atención de todos ustedes, sin embargo, y por la experiencia que me ha dejado toda esta montonera de años sirviendo a Dios, a pesar de los grandes dilemas que debo sobrellevar para ejecutar dicha realidad, algunos simplemente sin solución, creo que al pensarlo bien, caería en los mismos excesos que ellos, y de esta forma, solo colaboraría con aumentar la distancia que muchos de ustedes ya viven con respecto a lo central del cristianismo que es, “acercar a los demás, todo cuanto sea posible a Su Persona, y como consecuencia de ello, tratar de poner en las vidas de los que desean una relación profunda con Dios, todas las herramientas posibles con tal de que nuestra intervención, facilite tal acercamiento y no lo dificulte.”

Entonces queridos lectores, de eso trata el cristianismo, de convicciones, no de construcciones físicas o inversiones millonarias en templos, de fundamentos, de argumento valorico y espiritual, de estilo de vida, de qué realmente es lo que te mueve a actuar en beneficio de tal o cual persona en este mundo, que al final de cuentas, según Su Bendito Mensaje, se trata de nuestro PRÓJIMO. Y frente a esta formidable y monumental realidad, no es posible imaginarse siquiera el hecho de que, para aprender la forma en que debemos poner en práctica toda esta voluminosa certidumbre de valores y principios, bíblicos además, estemos obligados a proceder con la gente, con la misma avaricia o mitomanía con que ya han procedido, tantos y tantos “Enviados o Ungidos de Dios”, para decirnos Su Bendita Palabra, no queridos amigos, El Señor Jesucristo, creador del cristianismo, jamás procedió de esta forma con las personas que reconocieron en Él, la Veracidad de una Vocación, casi extinta en estos días, por el contrario, fue precisamente su afán y la certidumbre de saberse La Verdad para este mundo hundido en las tinieblas de la mentira, lo que evidentemente le condujo hasta la terrible realidad del Calvario de La Cruz, donde entregó Su Preciosa vida por todos nosotros.

Yo sé que hoy día, por la manera en que estamos vivimos como sociedad, por los niveles de conocimientos que hemos alcanzado y de los adelantos científicos y tecnológicos con que contamos hoy día, solo para llenar de comodidades nuestro estilo de vida, se dificulta aún más poner en práctica semejante dinámica espiritual y bíblica, lo cual invariablemente, deja al hombre que cree estar sirviendo a Dios en esta circunstancia, un ámbito enorme de especulación con respecto a la forma con que podemos realizar o llevar a cabo El Proyecto Divino, no obstante, lo que si queda bastante claro en el discurso o soporte bíblico, es que contamos, para tal efecto, con La Bendita ayuda e intervención del Espíritu Santo en nuestras vidas, y por lo tanto, quiéranlo o no aceptar los disidentes, pero de La Verdad divina, nuestras vidas, por simple efecto de sometimiento a Su Perfecta Voluntad y a Su Persona, quedan totalmente sujetas a la realidad del Reino de Dios aquí en la tierra, desde el mismo momento en que comienza a tener sentido para nosotros la experiencia con Cristo, dejando incluso sin piso o fundamento alguno, a aquellos que piensan y creen que nuestros valores históricos, proféticos y espirituales, de la única manera en que pueden ser expuestos y defendidos por la cristiandad, es detrás de un cartel nominal, o simplemente amparado en la seguridad que te puede brindar el poder económico que hoy día exhiben, como prioridad valorica y material, una gran cantidad de Ministros de Dios que ya desertaron pero con creces del proyecto divino del Reino de Dios aquí en este mundo.

Por lo tanto, queridos hermanos, no se nos puede olvidar el enorme prontuario en contra por los cuales El Señor de señores, no permitió que Israel, Su propio Pueblo, y a través de la declamación hecha por los profetas de Dios, no pudiese continuar adelante con el proyecto original que era, “poner a Israel como centro de gravedad valórico y espiritual de las demás Naciones del mundo:

“… seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos… y vosotros me seréis un reino de sacerdotes y gente santa…” Éxodo 20

Israel entonces, olvidó que no fue por cualidades propias que Dios los haya elegido para cumplir con semejante expectativa, sino, obrando siempre La Soberana y Perfecta Voluntad Divina, quiso Dios, en Su Infinito Amor y Gran Misericordia, que fuese Israel, y no otra Nación, la que pudiese ejercer este tipo de LLAMAMIENTO. Pero ellos, enorgulleciéndose, impulsados por su propia soberbia y vanidad, por su propia arrogancia, al estilo de las naciones del mundo, dejando atrás los valores y fundamentos de La Ley de Jehová, volvieron su rostro contra el mismo Dios que los LLAMÓ DE LA TIERRA DE SERVIDUMBRE, e hicieron caso omiso a las voces proféticas que por Inspiración de Dios, declararon a esa Nación su pecado, provocándose un rompimiento tal, que aún en nuestros días los efectos de semejante situación, permanece, “Israel debe convertirse a Dios, Su Palabra dice que toda rodilla se doblará ante ÉL.”

No es menor la responsabilidad que pesa sobre nosotros hoy día entonces, de ningún modo, estamos aquí para cumplir con un itinerario divino, ideado por Dios desde mucho antes de la creación de éste, y los demás planetas del Universo, visto desde esta perspectiva, nuestra fe, nuestras convicciones en Dios, finalmente son las que catapultarán el destino del hombre, al igual que Enoc, al igual que Noé, sin embargo, me temo que el cristianismo de las bendiciones, habiéndose separado del fundamento bíblico, buscando argumentar una forma de salida a la demanda tácita de Dios, lo cual se traduce a una abandono total al espíritu de La Ley del Amor de Dios, encarnada en los que sufren y padecen en este angustioso mundo, hace prever en su actuar, una muy parecida dinámica a la que siguió La Nación de Israel después de que ella, APOSTATARA contra la idea firme de Dios de producir, Una Nación especial formada de Sacerdotes y Gente Santa. Esto, obviamente, no lo puede dejar pasar el cristianismo actual, no amigos, de hacerlo, podría poner en duda la obediencia y el temor que le debemos a Dios, y además, poner en peligro EL PROPÓSITO SALVÍFICO para la humanidad, lo cual invariablemente, dejaría sin ninguna clase de alternativas no solo a una gran cantidad de creyentes que no desean unirse a estas formas ya desacreditadas de producir fe, sino que además, sin una Palabra REDENTIVA a miles y millones de personas que aún esperan por esta clase de convicciones, que puedan ayudarles a salir del fango valorico en que se encuentra el mundo entero.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home