Monday, May 25, 2015

¡Una vez más Señor, una vez más!




A esta hora de la mañana, mi cuerpo libra la batalla más poderosa, la más dura, una infección extendida a lo largo y ancho de todo mi aparato respiratorio, parece estar ganando a mis pocas fuerzas. El dolor se hace evidente, tengo fiebre, estoy agotado, a pesar de ello, aún no me encuentro rendido, Él me creó un día con amor y sé que me va a defender.

Dios, en estas horas invoco Tu Nombre Bendito, el cual, en esta sola  vida un día, me dio tantas victorias, tantas como cada una de las cicatrices que me gané honrándote. Ahora, que este cuerpo se haya totalmente inoperante, que apenas puedo esbozar estas pocas palabras, toma por favor el control de mi vida, y abrígame, cúbreme con el mismo calor que me diste un día cuando, sin luz ni destino por la vida, caminaba lejos de Ti.
Eres el único que jamás me abandonó, que jamás me dejó tendido cuando más te necesitaba, toma entonces con las fibras de tu amor, éste, este viejo cuerpo desgastado y dame el descanso que solo en Ti los hijos de Dios podemos encontrar.


Florencio, tu hijo enfermo y cansado.

2 Comments:

Blogger Misiones A Las Naciones said...

EL SEÑOR CUBRE SU VIDA DEBAJO DE SUS ALAS , SOLO EN NUESTRO SEÑOR ESTA LA ESPERANZA QUE NUNCA MORIRA Y VIVIRA ,AQUELLA QUE NOS HACE DARLO TODO POR TI SEÑOR ,QUE DISTES TODO POR TUS HIJOS ,HERMANO AMADO DEL SEÑOR NUESTRAS ORACIONES A UD .DE ESTOS HUMILDES SIERVOS QUE ESTAN EN MISIONES EN EL EXTRANJERO ..

JORGE Y EVELYN DE LOPEZ DESDE MEXICO CON MUCHO DEL SEÑOR A UD SIERVO GUERRERO DE DIOS.

12:39 AM  
Blogger Misiones A Las Naciones said...

1 corintios 15:57-58

12:44 AM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home