Friday, July 01, 2011

¡Chile sin voz profética!
















Pero la guerra espiritual no existe porque algún "avispado" escritor gringo de novelas cristianas, lo haya descubierto, luego, lo haya escrito y finalmente, haya llegado hasta nuestras realidades para que silenciosamente, ocupe un lugar más entre otras producciones que ya perdieron absoluta vigencia en un campo espiritual como el nuestro. Nosotros, obviamente somos responsables de que ellos ejerzan esta forma de poder sobre nuestras conciencias, no hay duda de ello, porque siempre habrá en nuestra patria, y más aún en nuestra realidad espiritual, aquellos meretrices que están dispuestos a todo con tal de quedar bien con ellos, es una eterna desgracia de la que todos hemos sido testigos alguna vez, pero es así, y ya no podemos hacer nada para remediarlo. El problema ahora se nos plantea desde nuestra propia perspectiva, en donde uno puede analizar, reflexionar al respecto incluso, sin embargo, está claro que en este país, el robo, la usura, el latrocinio, y todos sus perfectos derivados, son una conducta propia de una sociedad que se ha construido en base a la mentira y al descaro, tanto de los que gobiernan como los gobernados, porque mientras una gran parte de los chilenos, inclusive del mundo cristiano, se movía al ritmo del reggeatón, La Polar vendía su propia pomada, "llegar y llevar", así de fácil.

Es claro para mí, en un medio como el nuestro, en donde las vidas no gozan precisamente de esa protección que te brinda el estar consciente del mundo y de la hora que estás viviendo, que cosas como las que están pasando sólo en nuestro país, ocurran así no más, y que nadie, absolutamente nadie haya podido detectar nada, ni siquiera un mísero engaño. El sistema por lo tanto, ha funcionado, una vez más, con éxito total y absoluto, porque para eso fue diseñado, es más, con el beneplácito de todos aquellos que solo existen para ello, para salvaguardar precisamente los intereses de quienes con gran esfuerzo creen y participan de esta desoladora realidad. ¿Pero qué ocurre cuando quienes debieron prever que esto podría estar pasando ahora mismo solo se interesan en ganar y lucrar con el dinero y el esfuerzo de otros? Bueno, pasa lo todo lo que está pasando, y obviamente lo que irá a pasar, desde luego, y una vez más, los verdaderos culpables no pasarán un solo día bajo las sombras de una cárcel, y eso me revienta, me duele que el Estado chileno, jactancioso y con cara de pulcro y juicioso, poseedor de un alto corte valórico y ético, no hay podido advertir este tipo de peligro cuando el mundo en que vivimos, se encuentra lleno de lobos rapaces vestidos de elegantes ejecutivos, piensen ustedes solamente, en todos los cochinos dólares que se gastó Piñera para llegar al poder, y la vergüenza será mayor, es decir, comparativamente, con todo el dinero que este burócrata activista de la era anticristiana gastó en el gustito que se está dando, se podrían reparar todos estos colegios que en mi país, todavía no reciben una miserable ayuda para solucionar los problemas que tienen después del terremoto.

¡Una vergüenza que avalan sacerdotes, pastores, políticos, jueces, fiscales, abogados y toda clase de periodismo mediocre que no se compromete con nada!

Pero el problema radica, aunque ustedes no crean, en la verdad, sí, en la verdad, Jesucristo, el mismo que le permite a Roma y a muchos seguidores de la Prosperidad en Chile y el mundo llenarse los bolsillos de plata, lo dijo hace dos mil años atrás, “Yo Soy La Verdad”, “Conoceréis La Verdad, y La Verdad os hará libres”, “Él os guiará a toda Verdad”, “Santifícalos en tu Verdad, Tu Palabra es Verdad”, es decir, cuando la mentira propagada por Satanás desde un principio, es avalada con el silencio cómplice por parte incluso de los profetas de Dios, el pueblo entero queda a disposición del engaño, que es una de las primeras manifestaciones tangibles del poder que puede ejercer este disoluto enemigo en contra de la humanidad, y en especial, de los hijos de Dios. Los medios de comunicación, altamente comprometidos con el éxito comercial y económico, solo indican a la gente en qué puedes gastar lo que te ganas sin importar los peligros que ello conlleva, fatal, inexcusable desde cualquier punto de vista, porque ellos, como medios de influencia social, se transforman en verdaderos tentáculos de un poder que no posee actos ni escrúpulos de carácter humanitarios para comprender el dolor y el costo que significa para miles y miles de familias chilenas, una situación como la que hoy están pasando muchos compatriotas nuestros.

Pero la sociedad chilena está conforme, de hecho, nada podrá detenernos en semejante encrucijada, los chilenos no estamos dispuestos a invertir en los dramas de los demás, salvo los estudiantes, que a diario deben lidiar con las enormes deudas a que deben someterse por casusa de un sistema podrido y que segrega a las personas por clases, después, La Copa América ocupará la atención de todos, el si Aléxis Sánchez firma o no por El Barcelona será la noticia, en tanto, miles de chilenos nuevamente serán engañados de una u otra forma, en las cuentas de la luz, del agua, del gas, del valor de la parafina, que se supone, la utilizamos muchos chilenos que no contamos con otros medios para calentarnos en invierno, en fin, la lista es enorme, porque vivir en este país ya se tornó difícil, casi una esclavitud, a la manera de los israelitas en Egipto, por todo debemos pagar, nuestros impuestos obviamente, pagan los sueldos y las deudas de los parásitos que pululan en las cúpulas estatales sin siquiera ofrecernos ningún tipo de ayuda cuando les necesitamos. Nosotros entonces, como simples seres humanos, somos deudores de un sistema que a diario nos roba, nos ultraja, viola nuestros derechos, y nadie hace nada por defendernos, es más, cuando llegas a deberle plata a este “mierdal”, los jueces impunemente te obligan a pagar, o si no, te echan de tu propia casa para que saldes la cuenta, ¿y cuando el sistema te defrauda, quién te defiende? ¿El Estado? ¿La Contraloría? ¿Los jueces de porquería que dejan libres a los pedófilos y ejercen justicia selectiva a favor de los poderosos? Nadie por supuesto, quedas expuesto al desamparo absoluto, recién allí comprendes a los que salen en programas como Aquí en Vivo, Contacto, u Informe especial, porque antes, nunca pensabas que ibas a formar parte de ese tipo de encrucijada o acto migratorio.

Por eso desde aquí, clamamos, para que el mismo Dios que liberó al pueblo de Dios allá en Egipto, pueda oírnos y poner en acción Su Bendito Poder y Propósito, no queremos negarle, no deseamos retroceder, pero un país como éste, solo es una muestra más de lo que ocurrirá cuando hombres como los que gobiernan gran parte de este mundo, tomen el control absoluto de todas las economías que ahora mismo están pasando a manos de privados. Eso es lo que debería proclamar la Iglesia de Cristo, el peligro de vivir y creer en una sociedad que se ha construido de hechizos comerciales, pura brujería, pura fantasía, puro engaño, sin embargo, está claro que el cristianismo actual no desea oír acerca de La Verdad, ha preferido lo alternativo, lo que le produce placer, las adulaciones, los profetas de la prosperidad, el amor de Face Book, las promesas virtuales, nunca la realidad, por eso ni te preguntan cómo lo haces para sobrevivir en este injusto sistema, no están interesados en conocer los milagros que debe hacer Dios desde lo alto para que finalmente tu fe no decaiga, diariamente, de lo contrario, no sé dónde estaríamos muchos de nosotros, aún así, creo que la realidad mediocre del cristianismo apostata, no dirá nada acerca de esta grave situación, ni menos de la importancia y el efecto que debería tener La Palabra profética y contextual cuando se aplica correctamente en realidades como la nuestra. Pero ellos no están interesados en oír predicadores de este tipo, nos miran por debajo, ¿por debajo de qué? Si ya lo he dicho otras veces, ¿qué les dijo Marco Witt acerca de esto, les habló de la verdad cuando lo trajeron a pasear por última vez a este país? Y todos los profetas que han traído, ¿los han discernido verdaderamente? Lo dudo, el chileno medio solo absorbe, no medita en la verdad, salvo algunas y muy particulares vidas, los demás, solo se dejan llevar, no atinan a nada, si el sistema les dice aquí, ellos van, por eso la fornicación espiritual es una conducta propia de este tiempo, por ello también el verdadero Sacerdocio cristiano se halla en decadencia, y no porque no tenga las herramientas para confrontar las situaciones que Dios ha permitido ocurran en este país, no, para nada, simplemente porque los hijos de Dios ya no tienen ni se hacen el tiempo para reflexionar en las razones que llevó a Dios a no permitir por ejemplo, que gran parte de Su propio pueblo, pereciera en los calientes senderos del desierto egipcio, ello al parecer, no tiene semejanzas con nuestra realidad, Las Plagas por lo tanto, pasaron de moda, entonces, ¿qué traerá a Cristo a este mundo nuevamente? ¿A quién viene a buscar?

Nosotros entonces, somos responsables de permitir que quienes nos gobiernan, lo hagan de este modo, nosotros, con nuestras decisiones, con el tipo de vida permisiva que hemos adoptado como norma de vida, traspasamos el poder a gente inescrupulosa que solo aspira a lucrar con nuestros problemas, mientras tanto, La Palabra profética está demandándonos una inmensa cantidad de valor, de esfuerzo para continuar perseverando, para mirar lo que Él nos tiene preparado y no quedarnos pegados como estatuas de sal, observando el bienestar que nos ofrece este sistema disfrazado de bienes y servicios. Cristo nos enseña a vivir con lo justo, Él es el modelo a seguir, Él es la persona a quién debemos escuchar, no a otros, Su Palabra y Su Vida ha de seguir iluminando nuestras vidas, nuestras certezas deben ir proyectándose cada día sobre la más absoluta confianza de que Él, y no otro, u otros, ES LA VERDAD, lo demás, solo es apariencia, lo verdaderamente importante, es lo que llevamos dentro, lo que finalmente nos hace ser lo que somos, el mundo no cree esta verdad, y por supuesto, gran parte de la cristiandad actual tampoco, no obstante, yo mismo, en estos últimos meses, compartiendo con hermanos de muy humildes realidades, he sido testigo de cómo el amor y el Testimonio de Cristo, aún permanece intacto, incólume a los avatares de este mundo, otra cosa, allí, no es posible.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home