Wednesday, April 06, 2011

"Él os guiará a toda la verdad."
















Por estas y muchas razones más, es que no podemos dejar la reflexión moral ni menos espiritual en manos de gente inescrupulosa como esta, que sólo ve al ser humano y su dolor como una fuente de ganancia, así es como los pordioseros de la prosperidad y los cantantes de moda han hecho su fortuna, así es como ellos han contaminado el espíritu de mucha gente que nunca vio algo extraño cuando la realidad nos obligaba a tener que discernir antes de tomar cualquier defensa o parte en ésta, "la gran batalla de la fe comercial." Los magnates de la fe no podrían juzgar el proceder de esta sociedad, nosotros tampoco podríamos depender sus miserables cantos, habiendo un Dios como el nuestro, no nos permite, nuestras vidas y nuestras conciencias son demasiado importantes como para enajenarnos y hacer como que todo lo que está ocurriendo en este mundo, sucede porque sí no más y carece de importancia para nuestra vida valórica, ello podría fácilmente ser considerado como una burla, el Espíritu Santo entonces, perdería su importancia y solo podría ser invocado para acciones puramente sensitivas y súper subjetivas, olvidando una gran y poderosa tarea que le asiste en conformidad a la doctrina del Señor Jesucristo, La Palabra del Señor lo establece claramente:

“Pero cuando venga el Espíritu de verdad, Él os guiará a toda la VERDAD…” (S. Juan 16 : 13)


El cristianismo actual y su espantoso silencio en concomitancia con la fe prostituida, no advirtió jamás el peligro, y no lo hizo porque no supiera del peligro, sino más bien, porque no creyó, no creyó lo que La Palabra decía, “Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrina de demonios.” (1 Tim. 4: 1) Está claro, según la versión del evangelio moderno, nuestras vidas podrían quedar huérfanas, o peor, ser esclavas de todos estos ministros y servidores de la mentira, si queremos, pero, si hemos realmente aprendido la lección, no tenemos necesidad de mirarlos a ellos para proseguir en esta marcha, la verdad es que nunca fue necesario, ellos hicieron creer a través de todas sus campañas de poder, que ninguno de nosotros podría depender solamente de Dios, que para llegar a tener una comunión con Él, debías enrolarte en una de sus rameras, se trata de algo que ni Jesús ni los Apóstoles pusieron como norma para que la vida de Cristo fuese una realidad en la vida de las personas, es más, Cristo mismo habló de los frutos, del árbol bueno y del malo, uno debe ser maduro y juzgar solamente, quién dice la verdad, quién es capaz de jugarse el pellejo, los demás, son solo imitaciones, evidentemente, muy malas reproducciones de una realidad que al Señor de señores le costó su propia sangre, sangre que ha servido para que los plenipotenciarios de las grandes organizaciones mundiales del Evangelio prostituido, hayan construido toda su fábula material, de allí en adelante todo es convertible en dinero, en ofrendas, en diezmos, en ganancias para comprar terrenos, propiedades, gimnasios, automóviles, y una enorme montaña de bienes materiales que si hubieran servido para que este mundo hubiese conocido un poco más al humilde carpintero de Galilea, se justificarían sus compras, pero no es así, porque aún a pesar de lo tan evangelizado que parece este mundo, la gente incluso evangelizada, carece de un verdadero conocimiento acerca de la Persona que ofreció su propia vida por salvar a la humanidad.


Pero todo esto tampoco le importa por supuesto a Witt y a toda su descendencia de parásitos creativos, a él no le nace dar una conferencia junto a los “grandes compositores de música cristiana actual” para reflexionar en cuanto al tema mundial y todas sus esclavitudes, y menos para analizar los contenidos de las alabanzas y por fin algún día, asumir el costo para que nosotros, por la Gracia de Dios, podamos descansar un poco, y así decidirse a tomar el camino estrecho de la composición, es decir, llevar un verdadero mensaje fundamentado en La Palabra a los millones de cristianos en todo el mundo que esperan algo más que esqueléticos cantos sin contenido. La miseria es total, no traten de explicar lo que sucede, no traten de hacerlo porque yo mismo he sido testigo en éste, mi país, de cómo la mediocridad ha ido tomando forma de instituciones al servicio de gente que jamás supo del costo que significa el andar con un mensaje a cuesta, todo es dinero, todo es tecnológico, todo es flojera, un parasitismo jamás visto, una mediocridad intelectual y espiritual sin parámetros, el Face Book, incrustado como una astilla en la carne misma del cristianismo actual, vino a reemplazar en importancia al evangelismo de persona a persona, allí ahora, recostados sobre sus camas o en el living de su casas con un computador sobre sus rodillas, abrigados y sin ligadura con la realidad, pretenden los nuevos cristianos estar representando la nueva hornada del ejército que al final ha de librar la más de las poderosas batallas contra la ignorancia que sembró esta desdicha de predicadores y burladores de la verdad profética, en esa circunstancial modalidad de vidas virtuales pretenden convencer al mundo que ellos pertenecen a esa extraña compañía de hombres y mujeres que un día renunciaron al sistema para seguir las huellas de Cristo, tendría que estar loco, primeramente para renunciar, y luego, loco, pero muy loco para creerles y estar de acuerdo con ellos.


Sé también que los cristianos actuales no desean reflexiones al respecto, piensan que es mejor vivir al ritmo de la bendita ignorancia y dejar para otro tiempo temas de relevancia como el hambre, la miseria, el desastre económico que han dejado las grandes urbes comerciales del mundo, el desastre atómico, sólo por nombrar algunos, la soberbia de los ministros actuales de Dios no tiene parangón alguno en la historia, pues se trata de una Apostasía totalmente auspiciada y respaldada por Ministros que nacieron y son producto de esta casta de mediocres. Así es imposible entender cuál es mensaje de Dios para nuestras vidas, uno no se puede equivocar
tanto, no podemos hacer como que no vemos lo que con suma evidencia aparece frente a nuestros ojos, por el tiempo que vivimos, por lo importante que es el padecer de insomnio espiritual en estas horas de la humanidad, por ello es que nuestras almas no deben descansar, nuestros espíritus deben ser capaces de traspasar todas estas barreras para poder percibir el momento en que nuestro Salvador y Señor Jesucristo, aparezca desde el cielo y Su Iglesia sea levantada, es nuestra esperanza gloriosa, es nuestra mayor inspiración cuando vemos que el momento se acerca, a pasos agigantados, aunque el mundo se ría de nosotros, aunque nuestra verdad parezca pequeña, casi imperceptible frente a la actividad circense de los ministros del sistema apostata, es claro que ellos han sabido evadir el mensaje de hombres que han sido considerados como pequeños, siempre fue así, pero también es claro que es esa misma pequeñez la que utilizó el Señor durante toda la vida humana para declarar al mundo y a su propio pueblo, su mensaje, Su bendita Verdad, pensarlo siquiera de otro modo, no tiene sentido, son las pequeñas vidas las que un día habrán de juzgar a este mundo, no los representantes del poder espiritual mundano, con todas sus ganancias, con todos sus millones de dólares a cuesta, a nosotros solo nos queda claro que han mentido, que seguirán mintiendo hasta ese mismo día, cuando ya sea tarde, al parecer, por una cuestión de sentido común, tendremos que darnos cuenta alguna vez que la lucha ya no es con el mundo, sino, con los grandes y poderosos enemigos que tiene el cristianismo dentro de sus propios espacios, es cabal.


La caída de todas las potencias del mundo tiene por supuesto mucho que decirnos, mucho por que hacernos reflexionar y comenzar a dejar el negocio de la sanidad interior para dar lugar a la madurez y comprender que el tiempo se acaba, porque toda sociedad que se construye en base al materialismo y nihilismo actual, pronto ha de desaparecer, nos guste o no, es bíblico, le sucedió a Babilonia, a Nínive y a muchas más, y por supuesto le sucederá a esta sociedad, una sociedad basada en el materialismo y en el enriquecimiento de unos pocos, ello es lo que condena a este mundo, ello es lo que terminará por catapultar a esta forma de cristianismo que ha condescendido con el capitalismo y la lujuria de un sistema cruel de vida, ¿o acaso pensaban que este cristianismo no tenía demandas proféticas? ¡No me digan! ¡Pero claro que sí! Es solo que los agoreros miserables de la prosperidad y del canto predecible de las alabanzas mintieron, sí señores, todos mintieron, cuando negaron el poder transformador de la verdad de Dios a la gente con y sin Dios, y también en ello el pueblo tiene responsabilidad, no pueden hacer como si no hubiesen tenido ninguna demanda, porque La Palabra de Dios establece en el Antiguo Testamento que las responsabilidades de Israel en tiempos de su Apostasía, fueron compartidas, entre Sacerdotes y la gente, de lo contrario La Palabra no dice lo siguiente:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos. (Oseas 4: 6)


En esta Palabra existe una invocación directa a la responsabilidad de toda la nación frente a los engaños del sistema, y ésta responsabilidad tiene íntima relación con la demanda del conocimiento, porque no solo los Sacerdotes debían tener conocimiento de Dios, la Nación toda debía tenerlo pues el LLAMAMIENTO SACERDOTAL ERA A TODA LA NACIÓN Y NO SOLO A LOS SACERDOTES, del mismo modo, el pueblo hoy día ha colaborado para que la estirpe mediocre de la vida sin sacerdocio profético ni escritural, haya tenido el apoyo que tiene, no hay otra explicación, la mediocridad en tiempos de Oseas era una institución dentro del propio Israel, de otra manera La Nación no cae.
No espero por lo tanto que cualquiera de los mensajeros de la prostitución espiritual actual, me haga saber las razones morales que tiene Dios para permitir que este ciclo poderoso de catástrofes mundiales esté aconteciendo frente a nuestros ojos, para nada, El Espíritu que hay en mí, me da a conocer las razones, y yo las creo, acepto el volumen ético de la demanda de Cristo, a lo cual, me someto a Su Eterna Voluntad, y ruego a Dios para que muchos seres humanos, cristianos incluso, puedan librarse de toda esta enorme cortina o velo de ignorancia que cubre a este mundo para que vean definitivamente, Al Único Dios verdadero, y reconozcan que Él es el Señor, y que en Él esperamos y aguardamos confiados Su Retorno.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home