Tuesday, July 15, 2014

Witt, un vampiro moderno al acecho.



















Las injusticias sociales, con todas sus desastrosas atribuciones e influencias en las vidas de las personas, son parte del pan diario dentro de una realidad que se jacta de su condición, espiritual y material de privilegio a veces, es algo inobjetable y que no tiene aún, y no tendrá por mucho tiempo más, el tratamiento que precisa para la dimensión de su real y perdurable existencia. Pero las injusticias de todo tipo, tanto sociales como las del llamado Derecho que dice estar rigiendo nuestra vida valorica y etica, no son espontáneas queridos hermanos, por supuesto que no, nada de ello ocurre porque sí nada más,  ellas obedecen a urdidas y muy especificas estrategias que tienen como único origen, el siempre turbio y disonante corazoncito del ser humano, si pues, allí es donde según el mensaje de Nuestro Señor Jesucristo, se anidan y se dan a luz nuestros más perversos y letales sentimientos, es en ese lugar precisamente, en donde los homicidios y los adulterios tienen su propia génesis, de manera que las noticias, regularmente, nos están poniendo al tanto, nada más, que de todas las posibilidades con que cuenta el enemigo de Dios para destruir y destituir al alma que Dios creó y bendijo con Su Propio y Benevolente Amor; porque su Amor está lleno de misericordia, aunque sea modelador; de la condición de Gracia en la que Él mismo, a través de toda La Obra Redentora de nuestro Señor Jesucristo, ha dejado la vida del hombre, la cual, a pesar de todo este mar de dudas que aún impera en medio de nuestros siempre humanos pensamientos, aún se encuentra vigente, no obstante el hombre, con su conducta de orgullo, pretende a diario ignorarla.
Este antiguo y añoso oficio entonces, el de las perversiones de toda índole, incluidas las sociales, créanme que no carece en absoluto de materia prima disponible, sobra gente con ganas de ejercer responsabilidades de estas características, y a demás, en medio de un mundo colapsado de dolor e inmoralidad que ya no resiste tanta maldad, y creo, sin temor a equivocarme, aún dentro de las lides de la fe, específicamente, dentro de la fe comercial y prostituida. Sin embargo, aquellos que han optado por estas estrategias de perversión social dentro del propio pueblo cristiano, ignoran por completo el cómo Dios ha tratado en el pasado, las desvirtuarciones o inmoralidades que se ha cometido dentro de la realidad de Su Reino, y contra la gente que Él mismo amó y le ha llamado Su Pueblo. Los Escritos bíblicos, con todas sus profundas realidades, dan cuenta de estas situaciones, con suma claridad, específicamente, los escritos proféticos, no obstante, es claro que estos personajes, propios del mundo oscuro y medieval más próximo, poseen cierto conocimiento del tema en cuestión, poseen ciertos tintes de intuición que les permite, mimetizarse y declararse abiertamente en contra de la INIQUIDAD, puede incluso que llegue a sorprendernos la firmeza con que tratan a los gobiernos de turno y sus características desviaciones, no obstante, la perversión de ellos radica, inobjetablemente, en sus estilos de vida, si queridos hermanos, los cuales, por la avaricia con la cual han asumido la fe del Hijo del Hombre, dista mucho, pero mucho del real estilo que debiera sostener en el ámbito de la vida espiritual y valorica, un verdadero correligionario de Cristo en este mundo.

Por tanto, desde La Doctrina de La Prosperidad, hasta tener acceso al crédito y de este modo, poner en las manos de un cristiano cualesquiera, una forma de cristianismo que permita a esa misma persona, desterrarse por completo de la realidad en que vivimos, es lo que el diablo, Satanás, el padre de mentira, el gran engañador, ofrece al ciudadano común de este reino, con el propósito explícito de que él, armado con una artillería explicativa de esta enorme dimensión, logre emancipar totalmente su espíritu de la demanda divina, y de este modo, tener absoluto poder en lo que respecta al qué decidir, qué hacer y hacia dónde dirigir su empobrecida vida, claro, eso sí, sin la asistencia ni la ayuda extraordinaria del Santo Espíritu de Dios, es decir, a la manera de Cristo, lo cual constituye en una muy rivalizada y discutida decisión en el campo de la vida valorica espiritual, ya que los principios divinos, a pesar de lo que puedan esgrimir los defensores de estas nuevas circunstancias espirituales, siguen vigentes hasta el Día en que El Señor aparezca en este mundo y debamos comparecer ante Su Santo Tribunal, aún para dar cuenta de nuestra mayordomía, lo que constituye a esta realidad, en un escenario de mucha importancia espiritual y profética para los creyentes en Cristo, aún los actuales, tanto como para no obviar absolutamente nada de su real existencia. 

Pues bien, desde hace algún tiempo, yo me preguntaba qué era realmente razonar contra El Espíritu Santo, o lo que llaman abiertamente, BLASFEMAR CONTRA EL ESPÍRITU SANTO, no tenía bien claro la manera en que los que ya han sido lavados por la sangre de Cristo, podían convertirse en enemigos de La Cruz, sin embargo, la pura realidad, la cotidiana, ha traído a mi vida, más rápido que el viento y las malas noticias, una forma de reflexión que me permite evaluarme, reflexionarme al límite de poder llegar a comprender, el si de verdad Dios, se encuentra trabajando en mi vida o estoy viviendo puramente el producto de mi nutrida imaginación, cosa que me inquietaba sobremanera, debido a que muchas veces he oído decir a los cristianos, que Dios nos pone en esta clase de pruebas solo porque le debemos algo a Él, en especial, nuestras ofrendas o diezmos, y no porque algún cretino de turno, tenga la tendencia de creer que Dios, El Creador y Sustentador de todas las cosas, es un subalterno nuestro, es decir, el junior que está encargado de traernos y llevarnos la papelería de la oficina, y que luego debe preocuparse de asear incluso el lugar en donde a diario pernoctamos, el problema, es que de este modo no se logra explicar, ni el origen del problema, ni menos el querer tratarlo.

Infinitamente agradecido me torné ese día entonces, cuando comprendí algunas cosas que jamás yo habría podido comprender sin la invaluable ayuda del Santo Espíritu de Dios. Me propuse a examinarlas delicadamente, de manera que no pudiese dejar pasar por alto, absolutamente ningún aspecto que yo haya necesitado para precisar un panorama que me permitiera, esclarecer significativa interrogante. El caso es que aún sigo aprendiendo, y creo que no voy a terminar de hacerlo, el tema me parece que es demasiado enorme y relevante como para ignorarlo, y yo, que recibí esta verdadera REVELACIÓN de Dios con respecto a este significativo e importante tema, no voy a permitir, ni que los goles de Sanchez, o los malos albitrajes del mundial, o simplemente la poderosa MAFIA de la FIFA, terminen por ahogar, este casi silencioso grito de esperanza que ha dado mi alma, al descubrir todas y cada una de las enigmáticas maneras que posee el alma humana para evadir, La siempre Perfecta y nunca dañina Voluntad de Dios. 

Dicho de este modo, uno podría esforzarse por buscar otras explicaciones, y tal vez las hallaría, total, hoy día el Internet está hasta en los lugares más impredecibles, si ya ni siquiera algunos necesitan el libro (La Biblia) como tal para exhortar a la hermandad, porque los predicadores profesionales, cansados de tanta lectura y del oficio que les ha sido impuesto, nos sorprenden ahora en una muestra de su más pueril e irreverente puesta en escena, con una versión súper moderna de La Palabra de Dios, la cual, ADIVINEN, se trata de un pantalla virtual. ¡Súper original! En fin, como decía, las explicaciones pueden estar en cualquier parte, sin embargo, es claro que nadie querrá poner el cascabel al gato una vez más, desde luego que no, porque según creo, el hombrecito de Dios, el utilitario, el Light, el que hace alarde de modernidad desde la nutrida trinchera de un culto sincronizado con la siempre fría y monótona modernidad virtual y sintomática, ese hombrecito, no está dispuesto a pasar un par de días solamente, en una muy solitaria isla del Mediterráneo, al modo del discípulo que el Maestro amó, por nada del mundo, cualquier isla, menos esa, y no porque Patmos no cuente con un clima apropiado, de ningún modo, está en el corazón del paraíso de las islas más bellas de ese lugar, cuyo clima es impagable, sin embargo, lo que no está dispuesto a condicionar, es su estrategia de vida, la que no tiene parangón en la realidad, la cual está centrada objetivamente, en la adquisición de bienes y de consumo, el disfrute de ellos, en los pasatiempos, en los programas de televisión, en el mundial, algunos paseítos por un centro comercial, luego, otro paseíto por aquí y por allá, hasta que a fin de mes, con los diezmos obtenidos en una guerra espiritual similar a los juegos de videos de un WII, U OTRA REALIDAD VIRTUAL, de inmediato al supermercado para llenar la alacena con mercadería, ¿qué más? Juan de Patmos, EL DISCIPULO AMADO, ¿no sé qué diría de este comportamiento? Pero sí sé qué le dirían a él una montonera de defensores de este cochino y pervertido sistema, por ejemplo nada más:

. Que él, al no tener familia, no tenía cuentas que pagar.
. Que por ser un anciano, ya no tenía nada que perder.
. Que salía caro mantener a un Apóstol enfermo como él.
. Que el cristianismo actual puede prescindir de todas y cada una de sus enseñanzas.
. Y que el Apocalipsis es un libro puramente figurativo y por lo tanto, innecesario.

Y así, pero si uno entiende bien, este es el modo y la manera en que hoy día los cristianos, estamos razonando en contra del Santo Espíritu de Dios, si señores, se puede simular alguna vez ser un burro, pero llegada la hora, tendrás que ser lo que siempre has sido, o lo que la naturaleza ha determinado que seas para que vivas en paz contigo mismo en esta vida. Si bien El Señor adelantó que es El Espíritu Santo el que nos habría de guiar a toda verdad y a toda justicia, la cosa hoy día no funciona de esta manera, desde luego que no, ni en la economía de las congregaciones, ni en sus modos de convivir con la realidad de otros ministerios que también existimos en este medio, la modernidad nos trajo una especie de educación que nos permite, desvalorar, absolutamente todo, incluso La Verdad, que por la cual El Señor Jesucristo, estuvo dispuesto a dar hasta Su Vida, es decir, el propio nihilismo, o el materialismo mismo de Marx, viviendo y respirando en el corazón de nuestras propias congregaciones cristianas, y por supuesto, dentro de nuestros propios y supuestamente regulados hogares que creíamos a salvo. Realmente atemorizante si se piensa que los dos mil años de historia del cristianismo, si habrían de dejarnos algo realmente importante para nuestras vidas, era comprensión acerca de la vida ética y valorica – espiritual que debía vivir La Iglesia de Cristo mientras esperaba El Retorno de nuestro Salvador a este mundo, no obstante, la realidad evangélica mundial, día a día se ha ido tiñendo un poco más con la basura del ecumenismo que produce a raudales el imperio católico romano, de manera que no seamos capaces de ver la verdadera sangría que ha dejado en nuestras realidades, la minúscula sapiencia de hombrecitos totalmente colapsado del ardor monetario, los cuales, ungidos con tinta que utilizan en los bancos y en las casas de moneda para fabricar billetes a montones, bautizados además en las mismísimas aguas cristalinas de la desidia, han sido capaces de fomentar una clase de apostasía “a grito pelao” jamás vista, y sin que nadie se los impida, la cual hoy día reúne a millones y millones de creyentes, en torno a una supuesta realidad espiritual que ya no dirige ni tiene su centro, ni en Cristo, ni menos se encuentra bajo la tutela del Santo Espíritu de Dios.

Por ello es que en esta realidad, en la espiritual ministerial, es obvio que no todos recibimos la bendición material como debiéramos, muy por el contrario, la evidencia de La Doctrina de la Prosperidad, es un fuerte argumento para demostrar, en primer lugar, que La Palabra del Señor tiene la razón. Y en segundo lugar, que el modelo mundano de la economía mundial, que tiene a millones y millones de personas viviendo en la pobreza extrema, ha sido capaz de permear las insuficientes murallas con que contaba el cristianismo de nuestra época, para evitar que la historia acontecida al pueblo de Israel, no volviese a repetirse, sin embargo, los hombres específicos para un tiempo determinado existen, incluso para contradecir los grandes fundamentos de La Bendita Palabra de Dios, por ello es que el problema existe, con sus éticas excepciones claro, las cuales bendecimos con toda nuestra alma. Pero en la realidad, somos nosotros los que no contamos con una economía que nos permita subsanar el daño que provoca a diario una doctrina de estas características, embutida como una estaca en el corazón del cristianismo actual, por supuesto que no, por ello mismo es que una gran cantidad de personas que forman parte del llamado Pueblo de Dios, debe hacer grandes y onerosos esfuerzos para ganarse el pan que a diario a todos cuesta una enormidad conseguir, no hay términos medios, algunos se amanecen, otros simplemente deben sacrificar su vida dentro de un sistema que en nada, a pesar de los cadavéricos políticos que dicen estar representándonos en el AYUNTAMIENTO DE LOS PARÁSITOS aquí en Valparaíso, ha contribuido a mejorar la calidad de nuestras vidas. Las desigualdades salariales, la abominación en la administración de la justicia, los sueldos miserables, la falta de misericordia en la distribución, los problemas en la salud PÚBLICA, la educación, son temas que obviamente los grandes exponentes de la predicación y el canto actual, ni siquiera han pensado en tocar, por ello es que existe por lo tanto La Voz Profética, por ello es que los PROFETAS DE DIOS, por lo menos en este angustioso país en donde existe gente que gana millones, y otros simplemente son arrastrados por la PODEROSA corriente de la indiferencia, no callamos, por nada del mundo, este no es tiempo de callar, sino de declarar, a todo viento y con todas las fuerzas del alma, que todo tiene su tiempo, y todo lo que esta NACIÓN ha sembrado, será lo que al final COSECHARÁ, incluida la realidad espiritual, incluida toda esa casta de parásitos que viven a costa de los que otros les dan, dejando sin mérito alguno, el ejemplo Apostólico de hombres como el Apóstol Pablo, el cual nos enseña en Las Santas Escrituras, que su condición de vida, aunque por méritos ministeriales, podía haber dependido única y exclusivamente de las ofrendas, pero que él, INSPIRADO OBVIAMENTE POR EL ESPÍRITU SANTO, no permitió, sino, decidió no poner en peligro su vida ética y salvaguardar el principal recurso y tesoro de su vida Ministerial como era, su Testimonio Personal, proporcionando a la cristiandad toda, y por supuesto, a los ministros delicados y aprovechadores de hoy, una forma de sustento basado en el trabajo diario y progresivo, y no en la abusiva y megalómana actitud de estos reformistas modernos al estilo Witt, Romero, Chaparro, o quien sea, ellos solamente, a mi modo de ver, no interpretan ni viven el mensaje de Cristo, ni menos el de los Apóstoles, y tengo muy claro qué es lo que diría el Apóstol Pablo y los Profetas si los vieran hoy en semejantes condiciones.

Pablo, a diferencia de estos meretrices del sistema, TRABAJÓ DURAMENTE CON SUS MANOS EN LA ELABORACIÓN DE CARPAS PARA NO SER GRAVOSO A SUS HERMANOS, Y PARA NO DAÑAR EN MODO ALGUNO SU VIDA VALORICA Y MINISTERIAL, es decir, su testimonio personal.  

¿Pero qué hacen con este ejemplo ellos entonces, qué dejan para la posteridad y la subsistencia de la realidad espiritual y valorica de La Iglesia de Cristo y del mensaje de Su Palabra? Nada, absolutamente nada, solo jactancia, una enorme y muy conflagrada disociación de los principios fundamentales de la fe, no son millones los que nos manda el Señor a coleccionar, sino, a traer almas a los pies de Cristo para hacerlos discípulos del Reino y no meretrices o prostitutas de un sistema corrupto y ya juzgado por la Divinidad. Es esta clase de mensaje coyuntural entonces, el que acostumbra a desvivirnos constantemente, a todos los que hemos quedado postrados, después de haber servido con toda nuestra alma y vida a Cristo, en las laderas de la economía evangélica actual, el cómo llegamos a fin de mes, ya es todo un arte de héroes, no, los futbolistas que jugaron y nos representaron en Brasil, no son los súper héroes de este mundo llamado SHIIIIIIIIIIIIIIIILE, aunque ellos hayan nacido en cunas humildes, recuerde que el auto más económico que ellos conducen, podría alimentar todas estas bocas y estómagos en este solo país durante años incluso, eso ya representa un gran pecado social, lo que constituye y forma parte de la INIQUIDAD QUE SE VIVE Y SE RESPIRA EN ESTA PUDRICIÓN SOCIAL llamada Chile. Pero somos nosotros, nuevamente, los desheredados, los postergados de las bendiciones que nos sustraen diariamente los vampiros con cara de santos que hay en el Evangelio mundial, los que debemos actuar y vivir como héroes, somos nosotros los que podemos fácilmente ir a una Universidad o a un Seminario Teológico, para dar clases de supervivencia social o de fe en el Señor, porque esto ya no se trata de cómo pasar el mes no más, sino de SOBREVIVIR, y en ello doy gracias al Discovery, canal que en sus programaciones, me ha ido poniendo al tanto en cuanto a cómo aprovechar los medios que me da la circunstancia para no dejarme morir cuando la realidad nos supera.

Cantantes de moda, predicadores con cuentas bancarias de vergüenza, son los que hoy día nos ofrece el evangelio de la inmisericordia y además, sin ninguna clase de contradicción con el orden ético – espiritual que nos demanda SU PALABRA, ellos, a pesar del fuerte argumento escritural y divino, insisten en dictarnos cátedra desde el pináculo que te permite la indiferencia y el orgullo espiritual, puro tecnicismo escritural que a nosotros, a los que vivimos en la periferia de la fe, de nada nos sirve, en nada contribuye a comprender de qué forma podemos extender o hacer algún milagro más con las pocas ofrendas que hermanos de buen corazón, nos hacen llegar, porque de Diezmos, ni hablar, no es bien visto en este país consumista, dejarle las ofrendas a un Ministro enfermo, o a un hermano que a pesar de la enfermedad, todos los días se levanta para servir a la causa de Cristo, y no a la de los intereses personales que nos trajo el  viento de la modernidad actual. La gente prefiere las congregaciones de ELITE, las LIGHT, en donde no se diga nada de importancia visceral para nuestro cristianismo, allí, en donde puedan ser tomados en cuenta por la imagen que ellos socialmente representan, ya no se trabaja por Unción, ni menos por vocación, ni pensar en el tema del Llamamiento o del Ministerio que Dios te dio, todo es pantalla, todo es lucro, todo es imagen. Así que, es una verdadera y extraordinaria experiencia de vida con Cristo la que estamos viviendo mi familia y yo, y de seguro, muchos ministros de los cuales, simplemente, escondemos la cara cuando un personaje tan siniestro como Witt, apareciendo en la CNN, solo habla de sus bienes y de sus súper ventas, dentro de una realidad totalmente colapsada de injusticias y desigualdades como en ninguna otra parte, él aún no ha entendido que a Dios le importa un carajo sus ventas.

¿Pero quién dijo que la verdad vendía? ¿Quién dijo que ese cretino sería el parámetro o el parlante que nosotros, los hijos de Dios, debemos escuchar o seguir? Absolutamente nadie, ese estropajo que produjo la cristiandad acomodada y acondicionada, nada nuevo puede aportar a nuestras vidas, como toda esa camada de perdigones lanzados a no sé qué parte por la modernidad, ellos jamás anduvieron por las calles de sus países para ser testigos de la violencia, del desempleo, de la falta de oportunidades, de los niños que son utilizados como mercadería sexual, aquí mismo en Santiago, en Concepción o en Valparaíso, porque si lo hubiesen hecho, lo expresarían en sus cantos, mancharían siquiera sus importantes y siempre cadavéricas alabanzas con la tinta que te deja la realidad, así pura y como es. Muchos de sus seguidores que los impermeabilizan contra la crítica, cobardes abyectos, no tienen idea que una de las razones más poderosas y por las cuales, una gran cantidad de gente cristiana deberá esperar cruzar ese terrible tiempo que Su Palabra llama, LA GRAN TRIBULACIÓN, para volver a ver Al Cristo de La Gloria, es porque han faltado a esta clase de principios, en el caso de los Witt, y toda esa manga de sinvergüenzas, es solo por el hecho de faltar, ETICAMENTE, a esa particular demanda profética y escritural, que a los Santos Profetas de Dios, les costó incluso, LA VIDA.

¡Sí, la vida queridos hermanos y amigos!

Hoy día, El Evangelio de Cristo, es por contactos, por influencias, por tincadas, ya no por Llamamiento, ya no porque El Santo Espíritu de Dios nos indica tomar tal o cual camino, sino, por lo que sentimos, lo que nos agrada, lo que a la vista nos parece indicado, como que si nuestros sentidos estuviesen libres de toda la infección que nos trae hasta nuestros hogares el evangelio de las cordialidades espirituales. ¡Pura porquería! ¡Pura carne, pero, a diferencia de la que debemos ingerir y masticar cuando podemos, carne putrefacta, totalmente descompuesta! Yo no cobro por mis presentaciones, no podría cobrar por algo que me bendice tanto en el ámbito familiar, espiritual, y por supuesto, ahora que tengo hijos pequeños, en el ámbito valorico, Dios me provee, creo en Su Palabra y al final, logramos pasar el mes, que es todo un milagro, sí lo es, pero he esperado en Él, no me he conformado con las ofertas del sistema, no he tenido que rendirme ante la gran imagen para recibir de Dios, la única respuesta que puede dejar tranquilo a mi corazón. Sin embargo, a veces reflexionando, me imagino si muchas de esas persona que dicen amarte y amar lo que haces para Dios, y es más, si muchos de ellos que dicen que nuestra música les ha bendecido mucho desde su juventud, hicieran el mismo esfuerzo que hacen para manifestar sus gustos y preferencias en Internet, y buscarán nuestras direcciones para enviarnos sus OFRENDAS de amor, no sus millones, sus OFRENDAS de amor, no solo mejoraríamos en el plano económico, sino que además, podríamos hacer muchas otras cosas más en bien de los que sufren, en especial, con ciertos hogares en donde a veces simplemente, no hay ni siquiera para el pan. Pero, esperar que el OLMO de manzanas, es muy difícil, menos en un país tan futbolizado como el nuestro, despertar el interés de los hermanos por cosas realmente honorables para nuestro bien espiritual, son cosas que en realidad, ya han pasado de moda hace mucho tiempo.

El alma del cristiano entonces, naufraga, absolutamente, en medio de una poderosa e inextinguible tempestad que no le permite visualizar ni donde se encuentra su derecha ni tampoco su izquierda, los vientos de la indiferencia soplan alocadamente, impidiéndole poder percibir en donde se encuentra el puerto que podría protegerlo contra el ímpetu de una realidad que asoma por sobre nuestras siempre debilitadas y precarias realidades. Sin embargo a nosotros, a los que hemos aprendido a nadar contra la corriente, con lluvia o con tormenta, nos anima el Alma de Cristo, nos protege La Inmediación de Su Presencia salvaguardando este tesoro guardado en vasos de barro. Pero todo este desperfilamiento de parte de la cristiandad, no vino de repente hermanos, por supuesto que no, también obedece a una forma de elección propia, a una clase de designio extraño totalmente anunciado por los Santos hombres de Dios, bíblicos y algunos no bíblicos, es decir, gente que en el Nombre del Señor, se atrevió a proclamar valientemente el mensaje de Su Palabra a las almas distraídas. Obedece esto entonces, a una suerte de concierto con un sistema que ha puesto en las manos del creyente, una educación pueril y asintomática que no trata los verdaderos asuntos que deberían de interesarle al hombre de Dios. Llegará el momento en que sus manos, las manos del desertor,  comenzarán a sudar y a temblar, su cuerpo se cansará de consumir comida barata, ya no le importarán las alabanzas y la última pomada de Witt, de Romero, o de quién sea, buscará con ansias la verdad, pero la verdad ya no estará a su disposición, los mercenarios de la fe, la habrán prácticamente PROSCRITO de nuestros procesos, tal y cual como lo anunció LA BENDITA PALABRA DE DIOS, para hacernos retroceder, de manera que el hombre de Dios, inmolado a este sistema, carezca por completo de reflexión, o de una inquietante y diaria sumisión al Espíritu que consumió la vida tanto de Los Profetas como de los Santos Apóstoles de Cristo. En ese momento, que ya será demasiado tarde, no habrá un lugar en donde sentirse bien, solo porque la realidad espiritual existía, solo porque no era un cuento de hadas, había mucho que hacer y qué decir, y mucho que perder en nuestras decisiones también, y entre esas varias cosas, optó lamentablemente por lo adverso, quedarse intacto, inmóvil frente a la realidad, en medio de una de crisis de pánico que al parecer no tiene resolución, a pesar de los casi dos mil años de predicación de la verdad en este mundo, A PESAR DE LA CONSOLACIÓN A TRAVES DE LAS SANTAS ESCRITURAS, Y DE LA ASISTENCIA DE SU PODEROSO ESPÍRITU SANTO. No estarán los consejeros de La Radio Armonía para bendecirlo si usted le envía sus donaciones, no señor, EL VERDADERO Y ÚNICO ESPÍRITU SANTO DE DIOS, Y NO EL IMPOSTOR QUE GOBIERNA LOS CORAZONES DE CRISTIANOS Y MINISTROS MATERIALISTAS DE LA LACRA ESPIRITUAL ACTUAL, SERÁ COMPLETAMENTE DESARRAIGADO DE ESTE MUNDO, no habrá posibilidad alguna, las cuentas bancarias y la seguridad económica que te brinda el sentirte protegido por el Ministro que el Domingo te dejó caer un par de sonrisas cuando te despediste de él a las puertas de tu congregación, serán una completa incongruencia en el pasado de todas esas personas que jamás le dieron al Señor, y a sus verdaderos Apóstoles, el cuidado Y LA ATENCIÓN QUE SE MERECÍAN POR CAUSA DE SU PALABRA, por el contrario, haciendo ostentación y burla de ello, proclamaron hasta por canales de televisión, que el fundamento de toda la realidad del Reino que Dios trajo a este mundo, a la manera Witt, es el dinero, y no otra cosa. ¿Y qué hay de los hermanos que murieron en la historia por causa de sus convicciones? ¿Qué significado tiene para la vida de estos magnates del Evangelio actual de la vergüenza, sus testimonios? ¿En qué aspecto, la vida de los mártires ha hecho eco en sus proyectos de vida y de servicio? ¿Cuál de ellos ha sacrificado una sola línea de sus cantos para hablar de la memoria de estos mártires de la fe?


¿Cuántos cristianos se van a quedar aquí entonces por ignorar estas verdades profundas de la fe? ¿Cuántos que creían que ya todo estaba hecho, tendrán que ver las terribles condiciones que el Anticristo impondrá con su sistema vil y destructivo en este mundo? No es un juego hermanos y amigos, para nada es un juego, La Verdad de Cristo, La de Su Evangelio, y la herencia de Sus Santos Apóstoles, son un llamado de alerta para el cristianismo pusilánime de hoy, un cristianismo nacido en las redes sociales y que se jacta de tenerlo absolutamente todo, y de carecer de nada, ese cristianismo, está en absoluto peligro, peligra el alma de cada uno de esos hermanos, peligra su condición, lo terrible es que sus Ministros, a pesar de la severa advertencia divina, les siguen mintiendo, les urgen a que den grandes cantidades de su dinero a la causa, cosa que ya, hace bastante tiempo, se excedió y se salió de madre, pero que, para que exista una regularización en el campo de la vida valorica de La Iglesia de Cristo, los propios Ministros de Dios deberían estar sujetos a La Voluntad y a la Soberanía del que todo lo sabe. Esta clase de peligro en que se encuentra la cristiandad Light y sensual, está totalmente de manifiesto en Los Escritos Apostólicos, en realidad, para ello fueron escritos, para que los cristianos en cuestión, pudiésemos advertir el tiempo en que vivimos, y no nos dejásemos embaucar por estas verdaderas industrias de fe comercial, no obstante, si existe el engañador, existe también los engañados, y eso Dios lo sabe desde mucho antes, de manera que nosotros, los que creemos que a pesar de las enormes dificultades que a diario tenemos que pasar por tratar de vivir La Palabra de Dios en toda su verdadera dimensión, estemos preparados para enfrentar semejante y monumental realidad, siempre acompañados y asistidos por un Dios que jamás, pero jamás en la vida olvida, todo lo que ha prometido para beneficiar, la vida de aquellos que han esperado y confiado en Su Bendita Persona.   

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home