Friday, October 10, 2014

¡Sin posibilidad de disentir!



Es claro que el cristianismo de hoy se encuentra totalmente embebido de las ofertas que le ha propuesto el sistema, ello indica un par de cosas que no podemos dejar pasar así no más. Uno, es que La Palabra de Dios se está cumpliendo con exactitud delante de nuestros propios ojos, y la otra, es que la venida del Señor, con toda seguridad, ya no se tarda. Yo pertenezco a una clase de cristianismo que entendió de otra manera los principios de Dios, desde luego no calzo en los parámetros de los cristianos que no entienden que Dios, en toda su magnífica sabiduría, es capaz de hablarnos en nuestro propio idioma y sin tener que pasar por los gringos, los chinos, los europeos, o quién sabe quién.

Para ser de esta manera, he tenido que pagar un precio, un alto costo que a veces no suele ser comprendido por aquellos que dan una mirada superficial al ministerio que ejerzo con todas mis fuerzas. Para tomar las decisiones que he debido tomar a lo largo de mi existencia, he debido comprender la manera en que Dios me habla, en cómo Él es capaz de generar una forma de comunicación que me permita entenderlo en mi propia idiosincrasia, por lo tanto, no se trata solo de adorar o de abstraerse de la realidad contingente, para ello están los escritores y predicadores cristianos que olvidan el valor histórico de nuestra fe, y en especial, el de la cruz. Pues bien, la comunicación se me ha brindado, de manera que mis grandes dilemas de la vida, suelo tratarlos con Dios, sí, con Él, y en forma Personal, no se trata de una trivialidad, de una repetitiva o ritual condición sino más bien, de un esfuerzo que ambos debemos desplegar. A estas alturas, no obstante, hay cosas que aún no he podido tratar con Él, la evasiva de Dios al respecto me deja absolutamente  perplejo, no puedo comprender cómo, un Dios de esta naturaleza y envergadura, se dé el tiempo para ignorar nuestras más esenciales interrogantes, es algo que al final me agota, me llega a cansar, como me cansan los predicadores que jamás, pero jamás de los jamaces, logran inyectar siquiera una minúscula interrogante en la mente de Dios ni menos en el corazón del pueblo de Dios.

¡Cobardes!

Los adoradores actuales, casi todos vendidos a este sistema, disfrazados de ovejas pero llenos de rapacidad comercial por dentro, han sido capaces de ofrecer a un cristianismo tan pusilánime como el de hoy, una forma de fe que si ha de presumir en algo, es la falta de comunicación con Dios, claro, ellos juran de “guata” que lo tienen todo porque ahora tienen comprimida la verdad de La Revelación bíblica, dentro de una pantalla tipo celular u otra estructura tecnológica. Los conozco bien, hacen alarde de sus medios, son capaces de blanquear hasta la más oscura realidad espiritual. El problema entonces se cierne y se extiende a toda la realidad de La Iglesia de Cristo, ¿cuáles son los grandes temas del cristianismo actual? ¿Cuáles son las grandes interrogantes de los cristianos actuales? ¿Estarán interesados en el retorno de Cristo aquellos cristianos que viven pegados en sus bendiciones y que nos les preocupa absolutamente nada más que sus propias vidas?
Como pueden ver, esto es solo una puntada de una enorme realidad que ha sido disfrazada, porque La Verdad, es que La Palabra de Dios, nada habla de lo que nos dicen en sus canciones los adoradores de turno, por supuesto que no, todos estos señoritas tipo Witt, Adrian Romero, y toda esa manga de prosélitos del sistema comercial de la fe, no han sido capaces jamás de interpretarnos si quiera en alguna verdad que necesitamos nosotros exponerle a Dios, por lo tanto, carecen del carácter sacerdotal, no cuentan con ese tipo de fuerza espiritual, para ello, tendrían que renunciar a toda la mierda que promueven en sus lascivias vidas y en sus empobrecidos cantos. De esto es de lo que se ha llenado el cristianismo de hoy, de pura porquería, de una fetidez insoportable, nauseabunda, impresentable para una realidad que a lo menos dice estar leyendo La Biblia. ¿Pero qué ha significado para ellos, y por su puesto para sus seguidores, todas estas enormes montañas de problemas que nos muestran a diario los canales de noticias? ¿Qué sentido tendrá para el ganador de los GRAMMY cristianos el saber que en su país, el asesinato es una norma de conducta diaria? ¿En qué le ha afectado a su Ministerio o en su vida valorica?

Hablar de esta manera se ha tornado una constante en mi vida, porque si de algo me tendrá que juzgar Dios algún día, no será de ser hipócrita, como varios que conozco, como muchos que se han hecho millonarios con el dolor de los seres humanos. Entonces, ¿qué les dice a ellos las muertes de miles y miles de seres humanos en todo el mundo? ¿En dónde termina todo esto? ¿Cuándo es el tiempo de Su Retorno? ¿Qué más tenemos  que ver? ¿Quién se hace cargo de lo que tendrán que ver nuestros hijos en una sociedad que ya no defiende los valores de Dios? Para mí está más que claro, a Dios se le ha olvidado que nosotros permanecemos aquí, que tenemos valores, que los policías ya no nos defienden, que no podemos andar tranquilos en ninguna calle porque el maldito no descansa. Millones son los que los políticos se han cargado a sus cuentas desde que se inició la llamada DEMOCRACIA  aquí en este país no más, ¿y nosotros, cuánto más seguiremos esperando las llamadas bendiciones de Dios? ¿Esta era la vida en abundancia prometida por El Señor? No me digan, alguien nos ha tomado el pelo, porque a mi humilde entender, vida realmente ya no vivimos, eso está destinado para los que tienen plata, no para nosotros que luchamos a diario para ganarnos honradamente el sustento, este mundo se ha vuelto insufrible, insoportable, estamos cansados, todos los que esperamos su retorno, estamos cansados de esperar a un Dios que no tiene misericordia con los que sufren, ¿o no han visto los canutos de mierda a los niños que mutilaron los cañones judíos en Gaza?

Es fácil agradar a Dios siendo indiferente, desde luego que sí, pregúntenle a los predicadores y cantantes profesionales de hoy, es fácil estar de acuerdo con una realidad de Dios que no te permite disentir, a eso yo lo llamo COBARDÍA, y por lo tanto, es algo que me espanta, porque aún siento dolor como persona, por todas las gentes que a diario pierden lo más preciado de la vida. Puede que en otro tiempo la tierra haya permitido que los hombres pudiésemos aspirar a un tipo de vida como la vida en abundancia, pero hoy día, que las epidemias y las enfermedades prácticamente nos han superado, que las guerras egoístas han dejado millones de personas mutiladas, que los sistemas de seguridad social simplemente se traducen a porquería, esa vida en abundancia que Cristo prometió, ya no tiene sentido para un cristianismo que se haya cansado y abrumado de luchar y poner la cara por otros que viven lucrando con los principios de Dios. La cobardía del cristianismo de hoy entonces, es una sentencia, tómenlo y escríbanlo, ya no quiero vida en abundancia, no señores, quiero que Dios me diga cuándo, cuándo va a cumplir con sus promesas, no deseo nada más.


Me la he pasado casi toda mi vida sirviendo a los propósitos de Dios, no he tranzado, con nadie, sin embargo, ello no me deja indiferente a lo que como persona estoy sintiendo, desde luego que no, me duele el mundo en el que mis pequeños hijos están creciendo, ¿cuál es la gran respuesta de Dios a todos mis dramas? ¡Ver como otros lucran con la fe! Ello simplemente me apesta, me hace vomitar, no puedo contener la respiración, esto simplemente se ha vuelto putrefacto, y en tal condición, me aferro a mis valores, a mis principios, ¿qué hay que defender cuando otros con el mismo mensaje pasean por el mundo y uno ni siquiera a veces tiene plata para el pasaje? ¡Qué porquería de mundo hermanos! ¿Dónde están los que nos defenderían? ¿Quién se la juega por los sinceros, por los honestos? Aún así, uno debe pararse, debe ser capaz de enfrentarse a sus propios miedos y disputar, poner el alma y el pecho para que la envestida sea de frente y nunca desde no tienes posibilidad de defenderte. El cristianismo no ha comprendido el valor de nuestra fe, el valor histórico de la cruz, NO LA FILOSÓFICA, SINO LA REAL, LA QUE DEBIÓ SOPORTAR EL SEÑOR, la simplificación de nuestra realidad, ha llegado doblegar el espíritu de lucha, permitiendo con ello que los mediocres, puedan superarnos en todo, pero no tanto como para que nosotros, los que aún quedamos en pié, podamos seguir defendiendo todavía con todas nuestras fuerzas, las grandes verdades que el cristianismo actual, ya no toma en cuenta ni defiende con sus vidas.            

2 Comments:

Blogger En la Roca said...

Hermano Florencio.

Primeramente saludarlo y desearle ricas bendiciónes en Cristo Jesús.

En respuesta a su post en su blog, quisiera decirle que estamos en el peor tiempo en el que puede vivir la Iglesia de Jesucristo, sabemos que Él no vendrá, sin que antes venga la apostasía, y eso es lo que estamos viviendo hoy. Comparto mucho de lo que usted dice, que estamos rodeados de gente vendida que hacen mercancía de las ovejas en las iglesias, que siempre procuran tener sus bolsillos llenos de dinero en vez de buscar la santidad o de amar a su prójimo.

Pero hay un pasaje que usted escribió que me hace mucho ruido., es el siguiente:

" Para mí está más que claro, a Dios se le ha olvidado que nosotros permanecemos aquí, que tenemos valores, que los policías ya no nos defienden, que no podemos andar tranquilos en ninguna calle porque el maldito no descansa. Millones son los que los políticos se han cargado a sus cuentas desde que se inició la llamada DEMOCRACIA aquí en este país no más, ¿y nosotros, cuánto más seguiremos esperando las llamadas bendiciones de Dios? ¿Esta era la vida en abundancia prometida por El Señor? No me digan, alguien nos ha tomado el pelo, porque a mi humilde entender, vida realmente ya no vivimos, eso está destinado para los que tienen plata, no para nosotros que luchamos a diario para ganarnos honradamente el sustento, este mundo se ha vuelto insufrible, insoportable, estamos cansados, todos los que esperamos su retorno, estamos cansados de esperar a un Dios que no tiene misericordia con los que sufren, ¿o no han visto los canutos de mierda a los niños que mutilaron los cañones judíos en Gaza?"

Debo decirle que a Dios no se le ha olvidado que usted está ahí... de hecho sabe perfectamente todas nuestras necesidades y conoce más que nosotros mismos nuestro corazón. Sabemos que hay injusticias en la vida y que a muchos que rechazamos la diabólica mentira de la "prosperidad" nos cuesta más que el resto, pero no por eso, mi carne me puede ganar y decir que Dios se ha olvidado de mi.

Tal vez no lea esto, tal vez pase de largo y no lo tome en cuenta, pero es mi intención más sincera que usted y todos mis hermanos en cristo tengan en claro que pasemos lo que pasemos, somos del Señor, él nos compró a precio de Sangre y que su perfecta voluntad es siempre agradable a nuestras vidas, sea lo que sea que pasemos, nuestros tesoros son en el cielo, no en esta tierra.

Dios le bendiga y colme de sus bendiciones, que no son materiales, sino espirituales en Cristo Jesús señor nuestro.

11:27 AM  
Blogger florencio said...

Agradezco tus palabras, de verdad, personas como tu son valiosas en la fe, por tu sinceridad y por el cariño hacia mi persona,no obstante, no estoy en peligro hermano, mi tema está referido a que los cristianos indiferentes puedan hacerse alguna vez, de esta clase de temas, por lo tanto, tómalo con calma, las palabras a veces sirven para inquietar o despertar a los que duermen.

Muchas gracias y que el Señor te bendiga en todo.

elrecolector

8:15 AM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home