Wednesday, May 06, 2015

Desde el dolor de la impaciencia.


paciente: florencio navarro

edad: 54 años

ministerio: cantautor y escritor cristiano - profesor de teología






diagnóstico: traqueopatía osteocondroplástica - incurable, sin tratamiento.


Desde hace una montonera de años entonces que el canto cristiano de las alabanzas tipo hamburguesas de Witt, el de las vendimias comerciales, el de los suculentos negocios del dios mamón, el de la razzia espiritual comercial, el títere de los gringos, viene siendo uno de los vehículos más importantes con que cuenta el cristianismo actual, para evadir las enormes y monumentales verdades que arrastra la historia del cristianismo bíblico, porque inevitablemente para lograr esa montaña de dólares, tuvieron que enterrar la historia, ustedes se preguntarán, ¿cuál historia? La de los miles y miles de seres humanos que sufren en el mundo, y que por una cosa de simpe economía, no caben en los versos de ese cretino arrogante, ni tampoco en la de todos esos llorones que produce a cántaros diariamente el cristianismo actual. Por supuesto que el cristianismo tiene historia, y si hubo de correr toda esta sangre en la historia para que al final termináramos hablando de los millones de Witt, entonces no estamos mal sino, muy mal. Pero bueno, sigamos, a pesar de la arrogancia de este encantador del evangelio promiscuo de las alabanzas baratas, o sea, M. Witt, y de toda su podrida casta, todavía la historia persiste, claro, no en la conciencia de los que digieren esta clase de motivaciones espirituales, por supuesto que no, sino, en el alma de todos quienes vemos con dolor, cómo el mundo se hace trizas a vista de un cristianismo que solo piensa en su vanidad materialista, es decir, pero nada, a esta casta de profetas de salón le importa un carajo la corruptela de los políticos, y está más que claro para mí, que no hablan ni profieren el mensaje de Dios, no porque no lo conozcan sino, porque ellos mismos se encuentran practicando los mismos pecados que el sistema, ¿a qué llamarlos siervos de Dios entonces? ¿Cómo tratarlos de APOSTOLES si son unos caras duras?

Sin embargo, debe quedar absolutamente claro que la historia, la que nuestros antepasados vivieron y en la cual debieron dar hasta sus vidas por la causa de Cristo, la del verdadero cristianismo, aún existe, aunque sea en nuestras conciencias, y existe  para recordarnos que todavía no está todo dicho con respecto a Dios y a Su Bendita Verdad, ni menos declarado todo Su Mensaje dentro de una realidad que cuenta con las herramientas adecuadas para enfatizar en los aspectos proféticos o de importancia de la fe cristiana, y no mantener a los cristianos de hoy prácticamente cegados con los empequeñecidos textos que utilizan los burdos cantantes de moda cristianos, al igual como hace la prostituta barata de romana con su séquito, indudablemente, sin dejar de lado, todos y cada uno de los diferentes propósitos que Dios ha establecido de antemano para que los hijos de Dios, no erremos en nuestro caminar hacia la ansiada libertad final, por lo menos de los que deseamos con toda el alma el ser erradicados de este sistema y estar para siempre con el Señor. Pareciera ser que hoy, frente a una oferta tan llena de oportunidades con que dispone el sistema económico mundial actual para hacernos retrotraer del propósito mayor que aún La Iglesia de Cristo no ha ejecutado en su totalidad, la esperanza puede llegar a cifrarse con toda seguridad, en esas pequeñas pero no despreciables realidades que con sus persistentes versiones caseras de la fe, pretenden ignorar las imputaciones que hace la religión organizada, contra todo aquél que no esté de acuerdo o deserte de sus contratos y artimañas utilizadas en su aciaga aventura mundana de adquisición de poder material.

Es aquí obviamente, cuando el reproche bíblico adquiere mayor importancia para una existencia basada en las contrataciones mundanas y en su forma de hacer cristianismo a espaldas no solo de la historia que nos habla y que no acepta ser enmudecida, sino que además, olvida descaradamente y por completo que este tipo de fe, basada en una carroña especial de fe disfrazada de piedad, como muchas de las que se ofrece hoy, se halla totalmente en conflicto con la VERDADERA VOLUNTAD DE DIOS, lo cual añade un problema de carácter ético - moral y espiritual a la gran encrucijada que sigue al cristianismo de hoy. Sin embargo, a los ministros actuales, a los príncipes del pueblo de Dios, parece no importarles que semejante límite ético, haya sido sobrepasado en todos sus formas, y por lo tanto, lo que La Biblia llama Apostasía y no lo que entienden los ministros actuales de La Palabra por Apostasía, se encuentre en total vigencia aún dentro de un cristianismo que abiertamente y por elección propia, ha aceptado como norma de vida esta forma exclusiva de fe mundana.

Los entes reflexivos entonces, incluidos los millonarios de las alabanzas y el circulo de poder establecido por la fe protestante mundial, serían los encargados, si fueran enviados por Dios, si al menos tuviesen Llamamiento de Dios para ejercer ministerios, los encargados de reafirmar cada uno de los conceptos que Dios, en Su Eterna e Invariable Palabra, desea que nosotros, todos los que aún no aceptamos este tipo de contratos, incluida la propia realidad de La Iglesia de Cristo, comprendamos y defendamos, incluso con nuestras propias vidas si fuera necesario. Es aquí cuando La Palabra de Dios, embebida de todos los aspectos para la comprensión y tratamiento del tema, procura, desde el olvido en que se le ha mantenido por largos y dolorosos años, de hacernos ver los riesgos y peligros que se han de presentar a todos los que en forma decidida y valiente, se atreven todavía a defender los  verdaderos principios de la fe cristiana, y no la honra o el orgullo de un par de embaucadores que solo lucran con una de las herramientas con que cuenta todavía el cristianismo para la expresión de su fe como es la alabanza.

No será fácil por su puesto confrontarlos, desde luego que no, esto debido a que muchos y buenos cristianos, aún no comprenden el riesgo en el que se encuentran nuestras realidades, ni menos pueden proporcionar el peligro en que la fe cristiana se halla por esta sola dependencia de los movimientos espirituales de últimas décadas, muchos buenos ministros, asfixiados en el éxtasis del gozo y de las bendiciones materiales, prácticamente no tendrán el tiempo ni el poder decidor preciso cuando descubran que han sido engañados, cuando se den cuenta que aquello que La Palabra de Dios llama, “APOSTASÍA”, está íntimamente relacionado con la mecánica comercial utilizada en nuestro contexto latinoamericano por las huestes de Witt y de todos sus seguidores a comparsa como Jesús Adrián Romero y muuuuuuuchos títeres más. La realidad obviamente, ha sido expuesta a nuestras vidas primeramente por acción del Espíritu Santo:


Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas.


Si el león ruge, ¿quién no temerá? Si habla Jehová el Señor, ¿quién no profetizará?
Profeta Amós 3: 7 - 8

ello, debido básicamente, a un factor Ético Ministerial que los demás Ministerios de Dios no pueden abarcar, por el carácter o naturaleza de esta nueva imposición llamada Ministerios de alabanza. El caso es que el aspecto musical y las letras de las alabanzas simplemente, no han sido ni siquiera tocadas por los representantes de La Palabra de Dios de este tiempo, ellos, incapaces de poder discernir semejante monumento que nos ha heredado la cofradía de Witt, por falta de conocimientos y de querer aprender, no han visto peligro alguno en esta modalidad de fe, lo cual, a mi modo humilde de pensar, representa una ignorancia de este porte y además, una deserción a la fidelidad que le debemos al pensamiento de Dios y a la confianza que Él ha depositado en nuestras vidas, lo que se traduce a una falta de carácter Ético, lo cual pone de manifiesto a la realidad espiritual de hoy, como una de las demostraciones más palpables y evidentes de cómo el engaño en esta circunstancia, ya ni siquiera se disfraza, sino que es aceptado por ministros y creyentes de todos los lugares de este continente que han blindado a los exponentes de este tipo de canto, contra todo lo que de manera extensiva y profunda El Evangelio de Cristo, PROHÍBE, y criticamos todos quienes advertimos el peligro. Los que hemos recibido esta verdad como Suprema, obviamente somos resistidos, se nos tilda de todo, pero bueno, tenemos el ejemplo de los profetas en Las Escrituras, ¿quién de ellos terminó bien sus días por decirle a la gente lo que Dios les mandaba decir? Nosotros, los interesados en el tema, a los que nos afecta esta deslealtad, esta falta de conocimiento por parte del pueblo de Dios y de sus Ministros, hemos debido sobreponernos a los terribles embates de un sistema financiado por los mismos que producen tanto dolor en el mundo, tanto como para producir desigualdades sociales a un costo moral insufrible desde la perspectiva de Cristo, como siervos de Dios, es obvio que no contamos con comodidades como los arrogantes representantes del cristianismo organizado perverso y comercial, el cual no solo cuenta con medios para lograr sus propósitos, sino que además, al igual que en el Apocalipsis, puede hasta jactarse de todo lo que ha recibido gracias a su silencio cómplice y asesino. 


Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites.
Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;
porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.
Dadle a ella como ella os ha dado, y pagadle doble según sus obras; en el cáliz en que ella preparó bebida, preparadle a ella el doble.
Cuanto ella se ha glorificado y ha vivido en deleites, tanto dadle de tormento y llanto; porque dice en su corazón: Yo estoy sentada como reina, y no soy viuda, y no veré llanto;
por lo cual en un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga.
Y los reyes de la tierra que han fornicado con ella, y con ella han vivido en deleites, llorarán y harán lamentación sobre ella, cuando vean el humo de su incendio,


10 parándose lejos por el temor de su tormento, diciendo: !!Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio!
Libro de Apocalipsis Cap. 18

Seremos nosotros entonces, les duela o no, según El Evangelio de nuestro SEÑOR JESUCRISTO y no el de los chistes del gordito Witt, y de toda esa casta de parásitos, los que habremos de juzgar a esta realidad, es inobjetable, y de eso me gozo, no hay manera de obviar el mensaje profético que apunta a esta situación, es decir, todo lo que esta realidad de engaños y perversiones nunca vistas propone con sus orquestadas apariciones dentro de la elite del cristianismo apostata, ello precisamente es lo que Dios, en Su propia Copa, ha ido guardando para el día que se acerca. Aún a pesar del fuerte peso moral y espiritual de Su Palabra, el contenciosos espíritu de los  agoreros fetichistas de la fe promiscua y sensual, hace caso omiso al Llamamiento que a diario Dios está haciendo a través de la poderosa VOZ DEL ESPÍRITU SANTO, llegando incluso a negarle a DIOS, a través del voluntarioso espíritu de sus fieles servidores, la posibilidad de hacerles ver, el o los errores de su desviación al Ministerio y profecía de los grandes Apóstoles de Cristo. Ello sin duda no representa gran cosa para quienes se nutren de esta burda copia del EVANGELIO DE LA VERDAD, por supuesto que no, ellos piensan: “aún nos queda tiempo para seguir con nuestros negocios”, “aún es posible capitalizar lo que tengamos que ganar gracias a esta manera de hacer fe”, de ello se jactan, de ello hacen aspavientos incluso públicamente en Internet, incluido que este comerciante de la fe como Witt, le enseña a sus hijos a amar el dinero y a olvidar que nuestro principal llamamiento en este mundo, es a testificar del Nombre de Jesús y apartarnos de toda clase de mal. 

¡Parece ser que este patán se saltó las cartas del Apóstol Pablo, si ni siquiera las leyó! 

La religión pusilánime de las alabanzas en cambio, ha sido la sindicada por Dios para ofrecerle a estos virus en el Cuerpo de Cristo, de todos los apoyos morales y espirituales, de manera que ni él, y ninguno de los que le hacen sombra en su vida, puedan discernir el enorme peligro que se ha de cernir sobre sus propias vidas, en la medida que La Venida del Todopoderoso Dios del cielo se acerca a este fangoso mundo, ellos, por decreto divino, le han otorgado todo el derecho para hacerlo, pero El Espíritu Santo de Dios, no, jamás, yo lo tengo claro, el espíritu carroñero de Witt y su séquito, será juzgado en toda su cruda y real dimensión, no hay abogado en esta tierra que pueda comparecer o ir en ayuda delante de Dios con esta clase de personas que ha ignorado sistemáticamente, el valor de La Palabra de Dios y de SU CARÁCTER PROFÉTICO. Nuestras penurias por lo tanto en ese momento, las cuales han servido hasta de burla de parte de este patán mexicano, cobrarán un sentido especial en aquél momento, porque es de ÉL de quien debemos esperar un: “Venid benditos de mi Padre”, y no de una religión prostituida y vendida al sistema como la que financia y venera a esta clase de impostores, el dolor que nos produjo cada herida por servir a La Verdad de Dios, será recompensado solo cuando le veamos a ÉL, cara a cara, no antes, no hoy día, hoy solamente estamos llamados a servirle y a ser testigos de cómo el cristianismo actual, con toda su candente y sensual propuesta de la prosperidad sin Cruz, por cierto, pasándose por alto el precio y el valor del recurso histórico, dejó pasar tan enorme y fundamental situación, esa explicación, hombres como Witt, como Romero, como los cantantes norteamericanos de la prosperidad, como toda esa gangrena de zorrillos llorones que a diario le sacan más de la cuenta a un Ministerio que vuelve nuestras realidades en insípidas, tendrán un día que dar cuenta a Dios por sus omisiones éticas y valoricas, ellos juran de guata que Dios les va a pedir cuenta por los Grammy, por los recitales o los millones que ha invertido y ganado con sus porquería de música, no se equivoquen queridos hermanos y amigos, Dios tiene clara la película al respecto, son otras cosas por las que vamos a dar cuenta ante Dios, es por otra coas que el Hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo murió en la Cruz, y no para que Witt se hiciera rico con Su Nombre, eso es pura paja, pura porquería de la cual un día se va a arrepentir, para eso me preparo yo, no para llegar un día ante ÉL sin nada que decir de todas mis angustias y dificultades que tuve que sortear debido a la indiferencia con que el cristianismo actual, hoy día trata a nuestras frágiles realidades.    

Sin embargo, la reflexión podría llegar hasta aquí nada más y me quedaría tranquilo, no obstante, el daño provocado a nuestros ministerios por estas perversiones de la fe cristiana actual, no a los que pertenecen o forman parte de estas grandes aspiradoras de almas, sino, a los que por Llamamiento debemos soportar las duras e irreversibles inclemencias del tiempo que vivimos por causa de SU BENDITO NOMBRE, merece un tratamiento especial, debido a la implicancia Ética, Moral, Espiritual y hasta PROFÉTICA que ha ocasionado semejante problema, todo porque quienes de verdad hemos sido afectados, somos prácticamente tratados como resentidos, como los que hemos provocado el problema, a pesar de ello, debo aclarar que uno de los principales roles que ha de jugar el Ministerio Profético en bien del Propósito Eterno de Dios en esta tierra mientras dure el plan de salvación; porque para eso aún permanecemos en esta tierra, no para ganar Grammys o contar millones de dólares; es no dejarse intimidar por esta clase de MAFIA RELIGIOSA, de ningún modo, hacerlo dejaría un precedente de cobardía al respecto que en mi persona, no existe, y lo demás, es que debe quedar un fuerte testimonio de rechazo y de confrontación, desde la realidad de Cristo, contra toda clase de IMPIEDAD que se cometa utilizando El Nombre de Nuestro Señor Jesucristo para su eventualidad. De manera que, estén o no de acuerdo conmigo, el canto de Dios, al contrario de lo que piensan los cultores de la alabanza actual, también está llamado a PROFETIZAR, y a cumplir además con roles proféticos, ¿dónde dice en La Palabra que un adorador no debe profetizar o declarar La Verdad de Dios? Como es de entendimiento general, los Profetas de Dios, hombres preparados en el rigor del sufrimiento y el deber, no solo cumplieron con la función de declarar al pueblo de Dios y a los dirigentes de él, los pecados en el cual se habían perfeccionado, sino, en darles a conocer las razones éticas de por qué el castigo de Dios vendría a sus vidas. Si mal no entiendo, el Dios de Israel en el pasado, es el mismo de hoy, el mismo que dirige los destino de La Iglesia de Cristo aquí en la tierra, y por lo tanto, Su Bendito Mensaje y Su Voz, corren por el mundo, incluido nuestro Valparaíso, incluido el Norte chileno con sus catástrofes, incluido el bello Sur con sus volcanes encendidos, no hay mensaje especial para cada una de estas regiones del mundo, el Evangelio es uno solo, por lo tanto, no debemos esperar que nadie nos diga nada al respecto, menos si los consejeros vienen de países tan fornicarios y prostituidos espiritualmente como MÉXICO O ESTADOS UNIDOS, cuando Dios nos manda a decir lo que tenemos que decir, simplemente hay que hablar, y cuando Dios habla, la tierra tiembla. 

¿O no?

Sé que a muchos hermanos les interesa un rábano esta forma de iniquidad que se comete a diario en contra de nuestras precarias realidades, muchos de ellos ni siquiera tienen llamamientos ministeriales, se conforman con asistir los Domingo al templo que ellos llaman la iglesia, sin embargo, por una cuestión de Llamamiento y de tiempo, es preciso que estas verdades sigan saliendo a la luz, y que de una vez por todas, muchos cristianos se vuelvan a Dios y comprendan que los Ministerios de Dios por fe, también existimos y vivimos para Él, aún en estos páramos lejanos de las bendiciones de los hermanos, aun en medio de toda esta basura de injusticias y perversiones sociales que a diario debemos enfrentar debido a los escándalos cometidos por los políticos de esta corrupta nación llamada Chile, Dios, en Su Eterna y Perfecta Sabiduría, contempla a nuestro Chile desde Su Inmensidad, y al contrario de lo que piensan los católicos, no le consulta ni a la Virgen ni al Papa de sus cometidos, ÉL, como buen Protector, seguirá velando por cada uno de nosotros, en especial por aquellos que hemos dejado absolutamente TODO y no a cuentas de lo que vamos a recibir en bien del Evangelio de Cristo, no en el evangelio que produjo Marco Witt y sus mugrosos millones, no en el de sus seguidores y servidores, sino, en el Eterno Evangelio de Quien, todo lo dio para salvarnos y guardarnos hasta el día de Su Bendito y Anhelado REGRESO.      

¿Quién finalmente confronta a estas putas protestantes, quién en Nombre del Todopoderoso Dios hace uso de Su Palabra para revelar al corazón del cristianismo sus engaños? El tiempo se acorta y sin embargo, la corruptela persiste, nuestras realidades pasan prácticamente olvidadas por Dios cuando se trata de hablar de provisión, todo ello provoca una sed enorme de justicia que en este mundo, dentro de este sistema jamás veremos, los corruptos que ha producido el cristianismo actual, están plácidamente disfrutando de las bendiciones de Dios, o de quienes han creído que el cristianismo solo se trataba de comer, disfrutar, pasear, tomar sol, o cantar alabanzas, mientras, nuestros hijos esperan, mientras, nuestros medicamentos no pueden esperar, allí es cuando pienso que el carpintero de Galilea, de asomar en la historia como un predicador itinerante, pasa a ser un PROFETA, Él lo dijo, las prostitutas irán primero, pero cuando lo dijo, no lo dijo pesando en las prostitutas espirituales sino, en las de verdad, en las que cobran por tener sexo, y ello dilucida que en algún momento, en alguna instancia de la historia de Dios en nuestras vidas, veremos un quiebre hasta en Su Ética de entender un Reino en el cual jamás, pero jamás nunca hubo interés siquiera de poner en práctica por lo menos aquí en este doloroso mundo, la verdadera justicia de Dios, menos ahora que el cristianismo actual se llenó de meretrices y burdeles, menos ahora que el cristianismo de las alabanzas busca, como idea central, capacitar al hombre de Dios en la práctica de la indiferencia, ellos saben que solo de este modo, no hay interrogantes, no existe el veto profético del cual ni siquiera los Apóstoles de Cristo gozaron, tampoco cuestionamientos con respecto a los suculentos millones con que suelen sobrevivir los agoreros de la soberbia, el silencio de la industria de las alabanzas de Witt y su escuela, produce somnolencia, te da sueño, te mata el espíritu, porque lo que a ti te cuesta la vida, a ellos simplemente les cuesta el silencio cómplice del que hablaba Luther King, al cual, indudablemente, estos tipos no lo conocieron ni por cultura general, así que menos podría inspirarles en alguna miserable verdad cantada, no, hermanos, ellos no nacieron para eso, entonces, somos nosotros los que contamos con el derecho de Dios y no ellos, ¿quién entonces será capaz de poner las cosas en el lugar que corresponde? Nadie, porque el cristianismo actual dejó de ser algo serio, para convertirse en un chiste o en un circo, alguna vez fue serio, pero hoy día, que el poder del dinero está presente en casi todo, y que mucho de ese dinero no sirve para poner a salvo nuestras realidades, el cristianismo cuenta con mi desaprobación, por su ineficacia para tratar el dolor humano, por su mundanalidad para tratar el sufrimiento del alma, yo no deseo los cantos de Witt, él, ni ellos me representa en el campo de la fe, ninguno de ellos con sus precarias y esqueléticas canciones de amor a Dios, ni siquiera logran interiorizarme en sus mundos de mierda.    

La estandarización de nuestra fe corre en manos de no sé quién, sin embargo, me consuela saber que mi sufrimiento, al igual que el de muchos hermanos, se cumple en estricto rigor, bajo los dictámenes de una fe basada en La Verdad Bíblica y no en los antojadizos delirios de una forma de cristianismo que ha producido los cobardes más grandes de la historia. Si en algún momento ya no voy a contar con los recursos necesarios para sobrellevar un Ministerio como el mío, tengo claro que he cumplido, mantengo en mi memoria las cuentas y las boletas que dan cuenta de que yo no miento cuando digo que a Dios y al cristianismo en general le sale BARATO esta clase de Ministerios, más aún si quienes por LLAMAMIENTO, no desean comprometerse con esta clase de personas que solo anhelamos el beneficio de lo más preciado que es nuestra fe. Es cierto, cada cual deberá dar cuenta de sí, de cómo administramos lo que Dios nos dio, por lo tanto, me queda también muy claro, que todo de lo que muchos hermanos hacen alarde en lo material, no le pertenece a Dios, desde luego que no, de ser así, llamarían, se preocuparían, preguntarían, sin embargo, el olvido parece ser una muy buena estrategia para una generación que se preocupado de no dejar ningún detalle al aire, incluido el lugar en donde ellos deban depositar sus bendiciones materiales, ya no buscando La Dirección ni La Voluntad de Dios, el cristiano actual, simplemente se ha sentado en su arrogancia y parece estar diciendo: “de lo mío, le doy a quien quiera, y como quiera”, entonces, ¿qué le pertenece a Dios? Y peor, ¿para qué existen nuestros ministerios? Es obvio que nuestra voz, una vez más, no será oída, pero tengo la profunda convicción de que cuando haga abandono de esta realidad, no solo sentiré que soy verdaderamente libre del fracaso del experimento canuto en Chile, sino que además, surgirá de mi alma una forma de poesía que ya nada tendrá que ver con una realidad que impunemente pretende ignorar la existencia de nuestras profundas y honestas realidades. 

¡A Él una vez más, sea toda la honra y la gloria!

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home