Monday, November 06, 2017

EL CRISTIANISMO EN PELIGRO.















Tenemos muchos ejemplos en La Escritura y en la historia de gente que no entendió El Llamamiento que Dios les estaba haciendo. Así que, Llamamientos de Dios, los hay, en todos los tiempos y de todas las formas, no hay modo en que nos podamos excusar, Dios se ha propuesto algo con nuestras vidas y lo cumplirá, a como dé lugar, por eso es Dios, por ello se diferencia de los dioses griegos, de los romanos, de los santos y vírgenes del catolicismo romano, porque es un Dios con Propósitos, y no comprender lo que Él desea hacer con nuestras vidas, o peor, hacer como si no entendiéramos, redunda en falta para nuestras vidas, porque no existe nada en este mundo que escape de Su Voluntad, nada, absolutamente nada.

Y quienes más interesados debiéramos estar con todo esto, somos nosotros, el cristianismo, o mejor dicho, los cristianos de hoy, los que tenemos la oportunidad de viajar a donde queramos, lo conversemos o no con Dios, los pasajes a islas encantadoras y lugares paradisiacos están a la mano, al bolsillo de quienes tengan un trabajo y un sueldo término medio, total, ya no es problema viajar y salir de donde Dios te quiere, todo es posible en un sistema que no hemos comprendido aún que quien lo maneja, es el menos interesado en que sirvamos a Dios y nos entreguemos de corazón a Su Voluntad, y más bajo aún, que ignoremos la veracidad del tiempo que estamos viviendo, él ha dado muestra de todo esto y mucho más, ha inventado pretextos, excusas por miles para que no sirvamos a Dios, le ha vendido al hombre en el curso de toda la historia que él ha sido el perjudicado, que Dios no ha sido bueno con él, y por lo tanto, Dios se merece todo nuestro menosprecio, nuestra indiferencia, que es la manera en que muchos cristianos de hoy, viven imbuidos dentro de un estilo de vida que les vende el “RETAIL” o la industria de la fe promiscua y comercial de las alabanzas y la paz total.

Cuando La Europa de la primera guerra mundial quedó sumida en pobreza y desencanto, el espíritu del antisemitismo alemán, propagado por el mismísimo Martín Lutero en su libro de 1530, “De los judíos y sus mentiras”, era ya un grito a voces, se venía algo grande, los judíos, dueños de casi toda la economía de la Europa de ese tiempo, eran los que iban a tener que pagar por la derrota alemana. Los únicos que no sabían que los NAZIS los mandarían a los campos de concentración y luego el exterminio, fueron ellos mismo, los propios judíos, porque estaban más interesados en sus negocios, en el bienestar que muchos de ellos adquirieron, mientras, los de su propia nación, esparcidos en toda la Europa de ese tiempo, sufría la pobreza y el hambre, jamás pensaron en Su Llamamiento, el los convenios con Dios. El caso es que ellos intentaron proteger primero sus riquezas, se aferraron más su religión que al Dios que adoraban, la cual no les dijo nada con respecto a que una nación que ha sido sindicada por Dios para cumplir con Propósitos Divinos, siempre estará en conflicto con el sistema, es inherente, es parte de la historia que Dios desea escribir con nuestras vidas. Pero a veces es mejor ignorar, obviar lo inevitable que era, que Israel debía buscar con todo su corazón a Dios y esperar el momento de salir, de huir, que es la forma en que a veces Dios obra, lo hizo con ellos cuando estuvieron en Egipto.

En Texas, este Domingo, junto con lamentar la pérdida de vidas, de hermanos en la fe, me queda claro que la guerra espiritual comenzó hace rato, que hoy día muchos cristianos no comprenden el tiempo que estamos viviendo y por lo tanto, no saben que en cualquier momento el enemigo, armado hasta el cuello, aparecerá y te puede dar muerte, porque si en un templo en donde se alaba a Dios, en donde se bendice Su Nombre el día en que nos hemos puesto de acuerdo para reunirnos, entra un tipo armado y comienza a disparar para matar hermanos, en medio de un servicio a un Dios como el nuestro, TODOPODEROSO, OMNISCIENTE, OMNIPRESENTE, y Dios no hace ni dice nada, es porque simplemente existe lugares en donde El Espíritu Santo ya no está operando como debiera, porque Su Palabra lo dice:


"Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas.

Si el león ruge, ¿quién no temerá? Si habla Jehová el Señor, ¿quién no profetizará?"
                                                                               (Amós 3: 7 - 8)

Es decir, el cristianismo norteamericano, con tanta alabanza, con tanta imagen, con tanta bendición material y pérdida de tiempo, con haber convertido El Evangelio del Señor en dinero, en Industria, en comercio, en Shows de cantantes y predicadores que ganan cifras millonarias en sus presentaciones, le ha proporcionado al enemigo de Cristo y de Su Iglesia, Satanás, el medio y el ambiente apropiado para que pueda mutar y disfrazarse, y desde luego, en un momento aparecer, como lo hizo ayer y otras veces en el pasado, dejando muertos y dolor en el alma de muchas personas en el mundo entero. 

Jesús dijo:

"Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso y padre de mentira."
                                                                                   (S. Juan 8: 44)

Si todo lo que ellos invierten en Shows y lo que hacen para mantenerse como están en la vida espiritual, en el fondo para que Dios no toque el estilo de vida que siguen, no ha servido para que Dios hable a sus profetas y les diga lo que va a ocurrir, entonces el cristianismo de esa Nación y de todas las naciones que siguen su ejemplo y sus parámetros espirituales, se encuentran en un verdadero peligro, un peligro como nunca antes hemos visto. Es cierto, aquí en Chile no hay tantas armas como allá, pero la muerte espiritual también existe, y esa sí que es cruda, oscura, vacía.

Para entender lo que Dios desea hacer con nuestras vidas, no necesitamos escuchar a los adoradores de turno, para ello está Su Bendita Palabra, Su Consejo Eterno, está la vida del Espíritu, la cual, si no la cultivamos, se muere, se apaga, aunque vayamos Domingo a Domingo al templo, la vida de Cristo en nuestras vidas es otra cosa, algo que nuestros hermanos norteamericanos de ayer, tal vez no comprendieron bien, no obstante, oro a Dios para que no haya sido de este modo, y esos hermanos que perdieron sus vidas, fueron objeto simplemente del espíritu de venganza con el cual el diablo, en estos últimos tiempos, opera, y seguirá operando hasta que logre embaucar al mundo entero y designar al inicuo que traerá todo tipo de respuestas a los males que aquejan a este mundo convulsionado.


Florencio Navarro

Cantautor Cristiano Chileno.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home