Friday, September 24, 2010

Las convicciones de una realidad que se desmorona.






















Sé y tengo la más absoluta seguridad de que la palabra que me ha dado el Señor, no es para mecer aún más a la criptica realidad espiritual de los abductores de conciencias. Lo sé porque Dios me lo ha dado a conocer, porque a pesar de mi condición contestataria, Él se ha preocupado de protegernos, de no permitir que en esta guerra espiritual, solo seamos capaces de recibir y nunca de acertar, por el contrario, hemos sido testigos de cuán grande es el poder de Dios cuando su Soberanía se hace visible en nuestras vidas, por ello es que puedo entender perfectamente la deserción de muchos cristianos que ya no leen este blog, solo por el hecho de no encontrar en él, algo pintoresco que pueda servir para adornar sus vidas, por el contrario, la realidad apabulladora de la contextualidad, nos deja casi estupefactos, curas que dedican sus vidas al abuso de menores, papas que habiendo protegido a esta clase de enfermos mentales y del alma, hoy día con el dedo acusador dirigido a quien sabe quien, pretenden limpiar la imagen de una religión podrida como la más en todo este urgente mundo, urgente por un poco de verdad, porque alguien salido desde no sé qué parte diga basta. La ONU, enviada a Angola para impedir los abusos de los insurgentes, hoy día declara al mundo que desde su intervención en África, han sido capaces, los señores cascos azules, de abusar de niños hombres y mujeres, los escándalos en el banco del Vaticano son otra medida con que podemos caracterizar a este tiempo, para que todos los que estamos interesados en el acontecer histórico, contemos con herramientas favorables para poder abordar el problema de la realidad profética.


Pues bien, como yo no compito con nadie, decidí sacar mis videos de youtube, es lo que Dios me ha dado, y lo voy a proteger, con mi vida si es necesario, pero, en ningún caso voy a claudicar, porque la hora en que Satanás ha decidido ejercer su soberanía, está aquí, en nuestras vidas, muy cerca de nosotros, por lo tanto, habría que comenzar a repensar el tipo de cristianismo que creemos nos va a ayudar a sobrevivir cuando la noche, que recién comienza, se encuentre en pleno desarrollo. Es el tiempo en el que los poderes de las tinieblas, comienzan a establecer su propio dominio, en las vidas de las personas, en los enjambres de multitudes extasiadas por el vuelo de un avión a unos cuantos metros de sus casas, escurriéndose luego entre las nubes después de haber dejado una estela inconmensurable de ruidos supersónicos. El Diablo añoraba que el hombre estuviese de acuerdo, con toda esta moral y esta ética sacada de las mismas tinieblas, sin oposición de parte de un cristianismo sesgado y aportillado para combatir frente a un enemigo que muta a diario, y además, que es lo peor, convencido que del modo en que estaban haciéndose las cosas todo iba marchando bien. Pero no es así, habría que estar completamente ciego y sordo para pasar por alto tantas y tantas desgracias acontecidas solo pasada esta semana en el mundo entero, lluvias torrenciales en diferentes lugares, hambres, tragedias indescriptibles, solo es el comienzo de un tiempo que se aproxima y se vislumbra tal y cual lo declara el mensaje profético, TRIBULACIÓN, allí no habrá cabida para las excusas, el cristianismo apostata no podrá dar crédito a lo que ve, si estaban seguros, pero algo ocurrió, algo que nunca fue tan importante como para ser tratado en alguna esquelética manifestación de algún cantante o predicador de moda, ellos no entenderán en qué momento se inició la deserción, el Espíritu Santo se habrá retirado, entonces, sólo sabrán que las palabras escritas en ese maravilloso libro que es La Palabra de Dios, eran ciertas, tan ciertas como el aire que respiramos, ¿y adónde encontrarán en ese momento a los que siempre tuvieron disposición para declararla? Porque leerla no es lo mismo que declararla.


Por ello es que ahora me siento como en casa escribiendo, porque entiendo que los fieles que aún permanecen estoicamente en este espacio, nutriéndose con la verdad, alimentándose con el encanto que provocan las palabras nacidas de un corazón sincero, son hijos verdaderos de Dios que no están dispuestos a tranzar un solo centímetro de sus vidas espirituales con este podrido sistema, y que además, esperan, como yo, como muchos en el mundo, el imperioso Retorno de nuestro Señor Jesucristo a este sistema. Ello me alienta en estas horas de enfermedad, de medicamentos y drogas que intoxican aún más mi cuerpo, pero que con la ayuda del Señor, pueden otorgarme algún alivio que obviamente me permiten descansar de todo el malestar que esta clase de enfermedad me propina. Así logro enderezarme y apropiarme nuevamente del mensaje, de olvidar por un momento que todo este raudal interminable de dolores por doquier, un día ha de desaparecer, abruptamente, para dar lugar al descanso, al reposo que el Señor nos tiene preparados a todos quienes hemos tenido que sufrir en esta vida, y por supuesto, gastar gran parte de nuestros años en defender con valentía el privilegio de ser llamados hijos de Dios, en medio de un mundo en plena confusión. No todo está quieto entonces, por el contrario, veo a través de esas visiones que se incrustan en mi mente, imágenes realmente fuertes, imágenes que podrían dejarte sin sueño un par de noches, pero como yo aprendí desde muy niño a entender el lenguaje de las visiones, no me espantan, por el contrario, me ayudan a darme cuenta del tiempo en que vivimos, nutren mi vida espiritual, y así logro capturar ciertas frases y elementos que luego pueden convertirse en canciones o poesías, es la vocación que Dios me dio, y trato de ejercerla a pesar de los detractores que desean que yo me detenga en el tiempo y les vuelva a decir lo mismo que dijéramos hace 20 o 30 años atrás.


Pero yo no estoy para esa clase de trabajo, mi vida ha trascurrido velozmente y es imposible poder detenerme, los acontecimientos son demasiado fuertes como para dejar pasar la oportunidad y quedarme enclaustrado en una forma de expresión que no me permite siquiera dar a conocer lo que ahora estoy pensando. Ello no lo entienden algunos, es más, llegan a la majadería, pero en fin, ha de haber gente para todo, si les hubiese hecho caso, entonces nunca habría tomado temas tan trascendentales como el HAMBRE, EL SIDA, LA MALARIA, LAS GUERRAS, EL RETORNO DE CRISTO, LA CORRUPCIÓN DE LOS POLÍTICOS, EL MATERIALISMO EN EL CRISTIANISMO, SU DESERCIÓN,y cuántas pesadillas más, solo para seguir entonando Jesucristo es libertad y así dejar en la más completa tranquilidad a los que piensan que un constructor de cantos como yo, no merece siquiera, por haber pagado un precio, la oportunidad de ejercer en toda su leal forma para con Dios, todo el rigor de su propio Llamamiento y el destino de su propia alma. Sin embargo, muchos de los que antes ofrecían fidelidad al todopoderoso Dios, hoy siguen a los gurúes espirituales que nacen de cualquier parte, que vienen de cualquier lugar, ellos, pintarrajeados y embetunados de un colorido acento centroamericano, son capaces, aún ahora, con un cristianismo dueño de un Llamamiento así de grande, de alternar plácidamente con la mediocridad que impone la cultura de la religión de las economías, estableciéndose de por vida en nuestras realidades sin contar con detractores que puedan hacerles la vida un poco más difícil. Pero como no hay límite para la imaginación humana, ellos vienen a estas tierras y depositan con toda libertad, como dije antes, toda su engorrosa y muy particular manera de ver la fe de Jesucristo, haciendo creer a los incautos que por seguirles y creer en sus fábulas, el boleto a la eternidad está asegurado, que no hay más, que solo se trata de diezmar y hacer grandes representaciones materiales, a la manera gringa, para que los que no conocen a Cristo, vean que ellos sí tienen algo que decir.


Pues bien, debí cancelar una presentación en Concepción por el estado de mi salud, es lamentable pero no puedo hacer más, por ello me detengo en La Palabra, trato de sacarle el máximo de provecho, sin considerar a quienes esperan que desde mi despacho, las palabras puedan resultar menos hiriente, que sea capaz de decir pedófilo en vez de “VIEJOS MARICONES”, pero no va a ser así, en mi fuero interno, sigo siendo un completo caso perdido para la religión, no hay manera en que mi espíritu se sosiegue, es que aprendí a valerme con lo que Dios me ha dado, sé cortar leña y por lo tanto, puedo calentarme en invierno junto a los míos, aprendí a preparar almuerzo, y trabajo con mis manos, es decir, estoy completamente fuera del panorama que nos ofrecen los mercaderes espirituales que hoy día reciben toda clase de beneficios solo por adornar un poco ciertas verdades que nunca llegan a sacarle un miserable rasguño a nadie, pero ahí los tienen, con el agua hasta el cuello, y sin embargo, por testimonios de hermanos que están en México predicando, chilenitos por supuesto, ni la nariz han visto de Marco Witt en alguna de las cárceles de ese país en las cuales ellos trabajan tratando de cambiar en algo la condición de esa sociedad que tanto necesita a Cristo, no obstante él se jacta de sus miserables millones, ¿a costa de qué? Que se pudra con sus millones, no necesitamos en este país más millonarios, es suficiente con los que nos dirigen, para llegar a un milagro de Dios, no hacen falta esa clase de instrumentos, el Evangelio del Señor Jesucristo se construye a fuerza de convicciones y de fe, en Él, en Su Poder, en Su Invariable Autoridad, lo demás, es la típica carroña con que el diablo trata de envenenar el alma de los cristianos, es histórico y bíblico además, para qué les voy a dar los textos, si ustedes mismos los conocen.


Por lo tanto, a leer se ha dicho, hay que tomar La Palabra y ejercitarse, tenemos que volver a las profecías, debemos hacer los más enormes esfuerzos para desentrañar aquellos tesoros que guarda este maravilloso libro que Dios nos ha dejado, cristianos ignorantes y faltos de lectura, ayudan a que la mediocridad se institucionalice, otorgándole a los que buscan esta clase de experiencias, una inconmensurable cantidad de derechos que no ayudan a la comprensión, ni del Propósito divino, ni del destino que debe abordar ya la propia realidad cristiana, la cual se encuentra, a mi humilde modo de ver, enfrascada en una serie de ritos y trajines de corte religiosos, impregnados de hipocresía y costumbrismos humanos, todos, hechos que tienden a confundir y enrarecer aún más, el ámbito espiritual determinado por Su Majestad, El Señor Jesucristo, desde hace miles de años atrás, para La Iglesia, y que aún ahora, a pesar de la cantidad enorme de biblias repartidas en todo el mundo, pareciera, a juzgar por el tenor de los predicadores profesionales, que nada les importa el materialismo y el consumismo que tiene atrapada a la cristiandad actual, a pesar del inminente Retorno del Señor Jesucristo a la tierra y de la aparición del Anticristo.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home