Thursday, November 04, 2010

Una resistencia con sentido.






















La noticia me estremeció, llegó de repente, ninguno de los grandes periódicos de este país lo alcanzó a notar, tal vez por lo humano, por lo inapreciable para un sistema que a diario se nutre de miseria. El caso es que mi teléfono sonó, y la noticia vino a darme una alegría que conmovió mi alma, y en ese momento pensé, “nada me hará desistir, nada me hará pensar que hay algo más importante en que pensar que lo que acaban de comunicarme”. Y así ha sido.

Cuando comencé hace varios años atrás con esta idea del blog, nunca pensé que llegaría a conocer a tantas personas. Tampoco pensé que tendría que confrontar con tantos lo que a mi modo de ver, resulta casi evidente, importante para un cristianismo que no admite más reflexión que las alabanzas, un cristianismo que ha dado vuelta las espaldas a expresiones que con mucha humildad, han resistido el embate de la propia indiferencia que han sembrado los Ministros de la Fe comercial actual. En medio de una expectativa semejante, hubiese sido mejor desertar, dejar el camino abierto a los mediocres monopolizadores de la Fe, los que con una infraestructura incomparable, han sido capaces de desechar todo un recurso espiritual, profético y Ministerial incluso, que en sus propias y sesgadas realidades, no es posible encontrar. Pero la palabra deserción, no está en mi modo de pensar, por lo menos al modo en que lo han entendido muchos que sin haber nadado un centímetro contra la corriente, hoy día son capaces de dictar hasta cátedra en medio de realidades circunstanciales, porque Apóstoles de Cristo en este tiempo, uno puede encontrar en cualquier medio, no es difícil percibirlos ni hallarlos, se encuentran con mucha facilidad operando dentro de un sistema que no les ha puesto ninguna clase de obstáculos. Así, la resistencia ha sido dura, desde todos los aspectos, más aún cuando personalmente he tenido que abordar mi realidad Ministerial, sin contar con apoyos eclesiásticos, y peor aún, desde una enfermedad que no me da tregua en ningún momento.


Pero, para ser sincero, si a veces he estado al borde de dejar todo y continuar mi camino simplemente ejerciendo como cualquier creyente normal, también he sentido que la mano de Dios ha sido conmigo y con quienes me acompañan en este difícil trabajo de resistir, hasta el final, contra todo lo que parece ser una dictadura. Con mínimos recursos uno se va dando cuenta que el sueño puede ser realizable, y así ha sido, porque no sólo presentaciones musicales importantes hemos tenido la oportunidad de llevar a la realidad, sino que también, visitar a muchos hermanos y llevarles una palabra. En el curso de estos años hemos dado pasos importantes como una realidad que no se ha dejado amedrentar por aquellos que tienen absolutamente controlado todo, todo lo que parece ser una realidad impermeable. De este modo es como hemos llegado a producir muy buenos e importantes vínculos con hermanos y amigos esparcidos por casi todo este país. Eso me llena de alegría, ello me hace pensar que la resistencia no va por mal camino, que por el contrario, si hemos sido capaces de disentir con la verdad de Cristo como estandarte de lucha, por supuesto que los logros lentamente los podremos ir percibiendo, uno a uno, hasta llegar a comprender que jamás hemos estado solos en esta lucha, muy por el contrario, Dios ha sido con nosotros en cada aspecto en que nos hemos propuesto defender, lo que a nuestro modo humilde de pensar, la realidad espiritual actual simplemente, ha borrado o no desea considerar.

Dentro de este panorama, he llegado a conocer hermanos de una calidad espiritual y humana sobresaliente, como por ejemplo, nuestra querida hermana Marta de Santiago, nuestro hermano Claudio, el hermano Héctor de Concepción, y un sinnúmero de hermanos y amigos de este proyecto que en la soledad, día a día se va fortaleciendo, teniendo como única meta, el dejar el Nombre del Señor muy en alto, tanto como para que los abductores de conciencia sepan que aquí, en medio de esta periférica realidad, estamos nosotros, los disidentes, los exiliados, los que no estamos de acuerdo con un cristianismo que solo vive de intereses comerciales, y que lejos de desaparecer, seguimos y seguiremos luchando, desde nuestras alternativas realidades, desde una forma de Amor que los engreídos y déspotas representantes de la Prosperidad y sus derivados, jamás podrían comprender, tengo plena seguridad además, que algún día seremos muchos más, quién sabe, pero mientras tanto, un pequeño grupo de valientes hombres y mujeres, no va a claudicar porque la fe comercial es capaz de traernos aquí, a las mismísimas calles de nuestra capital, y no precisamente para predicar el Evangelio de Cristo a quienes no lo conocen, a sus más importantes exponentes, para nada, sabemos que cada vez la cuesta se ve más empinada, pero vamos a resistir, hasta dejarlo todo, hasta no guardarnos absolutamente nada, de eso estoy completamente seguro.


Pero bueno, dentro de todas las personas que he tenido la suerte de conocer a través de Internet, y de este espacio en particular, he conocido hermanos con problemas enormes, allí Dios ha tenido que trabajar poderosamente en nuestras vidas para que en nuestra sencillez, podamos ser realmente de ayuda para ellos, de tal manera que solo puedo decirles una cosa, que me siento muy bendecido de haber aportado a la vida de varios de ellos, no porque sienta que soy yo el que ha originado tal o cual respuesta o palabra, nunca, sino, porque desde una perspectiva tan difícil como es el problema cultural que a veces que nos divide, el religioso, el espiritual incluso, hemos logrado interactuar y darle la oportunidad al Espíritu Santo para que seamos instrumentos válidos dentro de una realidad en que casi nunca vemos al que está del otro lado, ello redunda en un logro espiritual que solo tiene su principio en el corazón y en la mente de un Dios que nos ha mirado con misericordia, y que por supuesto, no nos ha desechado porque no tenemos templo o una infraestructura semejante al de las grandes y opulentas realidades en donde no falta nada, por el contrario, sentimos que Dios ha usado humildemente nuestras vidas, y ello, por supuesto nos llena de ganas para seguir luchando, como decía anteriormente, pero vuelvo a repetir, yo no estoy solo en esta sencilla empresa, son muchos los hermanos que detrás del anonimato, colaboran para que la palabra que ustedes reciben a través de este blog y de mis propias canciones, lleguen hasta sus vidas y les provean de una reflexión.


Y en estas condiciones, tuve la oportunidad de conocer a un hermano del norte del país, específicamente de la ciudad de Calama. Poco a poco nos dimos a conocer y tuvimos la oportunidad de interactuar por harto tiempo hasta que de repente, dicho hermano, cae en una prueba tremenda, estaba en juego su vida, había que actuar rápidamente, y así lo hice saber un día cuando solicité la oración por él en “elrecoletor”. Robert, sufrió un drama pancreático terrible, una enfermedad que a otras personas, en las mismas condiciones que él, las llevaron a la muerte. Estuvo meses internado en Antofagasta con un cuadro infeccioso y padeciendo otra clase de males debido a esta misma enfermedad. Pero Dios tenía otros planes para nuestro hermano, aún sin saber de él, seguimos orando, sólo a través de un amigo suyo de Santiago teníamos ciertas noticias. Pero el tiempo nos hizo pensar lo peor, aún así, tuvimos fe, creímos que en algún momento recibiríamos una noticia positiva. Y claro, ayer nuestro hermano y amigo Manuel de Santiago, supimos que Robert ya fue dado de alta y que se encuentra con su familia. Hemos dado gracias a Dios por ello, porque sabemos que nada de lo que nos ocurre es porque si no más, Dios, nuestro Dios, tiene sus propios métodos, y Él, en su misericordia, ha querido prolongar la vida de nuestro hermano Robert, y eso es grande, grande porque ello nos hace pensar que nuestras vidas, aunque periféricas para este sistema colapsado de sensualidades, aún poseen valores trascendentes para Dios, lo que nos abre perspectivas inmensas en lo que respecta a lo que deberemos creer y decir de aquí en adelante, porque no podemos esperar que vengan profetas de otras tierras para que Dios actúe en nuestras vidas, no señor, ese tipo de incredulidad no es parte de los que estamos dispuestos a disentir en todos los aspectos de nuestra fe, y pienso además, que no somos los únicos, debe haber muchos en este país que no van a transar con el sistema, a ellos, fuerza.

Quiero finalizar estas sencillas palabras, agradeciendo a Dios, por todas sus bondades, por darme la oportunidad de escribir canciones que nunca han pretendido ser mejores que nada, sino, un poco diferentes, por darme también la oportunidad de escribir y editar mis propios libros de poesía, a quienes hacen posible este logro, muchas gracias, por permitirme en este blog, hablar y escribir en Su Bendito Nombre, lo cual me llena de alegría y honra, y desde luego, me hace pensar que Dios no se acaba porque la religión manipuladora no toma en cuenta tu trabajo, para mi es suficiente si un solo hermano como Robert, a través de la oración humilde que alguno de ustedes derramó cuando lo solicitamos, fuimos oído, y hoy día, por misericordia, hemos sido bendecidos con la noticia del retorno a su hogar, desde aquí, gracias en el Nombre del Señor, gracias por haber hecho propio el drama de nuestro hermano, todos quienes colaboramos para que este proyecto permanezca aún con vida, decimos, ¡gracias Señor, que Tu Nombre sea ensalzado en lo más alto de todo este universo, y que Tu misericordia nos acompañe hasta el momento en que Tu Retorno, traslade nuestras vidas hasta Tu Bendita Presencia y así, por toda la Eternidad, estemos junto a Ti!

1 Comments:

Anonymous Danilo Nuñez said...

Florencio que buena noticia, me alegro mucho saber que esto trasciende y como debe ser, y no llenarnos de conceptos de lo que creemos sino hacer practica lo que hemos Recibido. Un Abrazo. Danilo.

6:53 AM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home