Friday, March 18, 2011

El Tsunami y Terremoto que aún falta, pero que viene de Dios.






















¿Qué pueden decir los grandes Ministros de La Palabra ahora, ahora que la tempestad arrasó con la vida de tantas personas? ¿Por qué si ellos, incluidos los grandes representantes del poder protestante en el mundo entero, estaban tan inmiscuidos con el tema de Dios, no fueron capaces de percibir la tragedia? ¿Por qué Dios no le habló primero al gran profeta de la alabanza, al multimillonario Marco Witt, o a Jazi Veláquez, o a quien sea? ¿Por qué ellos, los únicos que han ganado todos estos mugrosos dólares con el cuento de las alabanzas, no han sido capaces de acertar por lo menos, con una miserable profecía dentro de todo este enorme espectro de calamidades en curso? Pero el pueblo ignorante los sigue, los respeta, los quiere, los defiende, no cuenta con parámetros espirituales ni de peso en La Palabra de Dios como para confrontarlos, y lo peor, no tiene las agallas que se necesitan para desnudarlos y ponerlos en el lugar que corresponde, se conforma con todo, son como las gallinas, comen cualquier cosa, por eso me dan ganas de vomitar, porque son condescendientes con la ignorancia y la vida circense de los Ministros de Dios de este tiempo, y lo peor, es que abandonan a quienes están dispuestos, al costo que sea, a decirles la verdad. ¡Eso es una deslealtad y una cobardía!

El Japón de hoy, es una muestra del tiempo que estamos viviendo, es más que obvio, porque si muchos esperaban no tener que cruzar las tribulaciones anticipadas en el libro de Apocalipsis, y partir antes de la llegada de todos estos juicios a la tierra a La Presencia de Dios, el tema ya está agotado, Japón y sus catástrofes, es la evidencia tangible de que los predicadores y cantantes cristianos de moda han fracasado, y que mienten, si, han mentido descarada y sistemáticamente a un pueblo pusilánime que le importa un carajo si lo que le dicen es o no la verdad. No sé cuántas cosas más tendrían que suceder para que la realidad evangélica despertara, cuántas realmente para que se decidieran a ver las cosas como son y no como se las han imaginado, porque a veces uno puede tener toda esta comprensión con aquellos que aparecen como víctimas, pero no así con los cultores de la mediocridad, con los que sin ninguna clase de pudor, se han resistido a reconocer que sus conductas distan mucho de ser honestas y leales con los principios bíblicos, con la verdad profética, con todo lo que La Palabra objeta, por tratarse de anti bíblicas, fuera de la ética con que deben defenderse los principios de Dios.


Karadima es una de esas persona que uno no quisiera ver jamás, ni siquiera en los peores sueños, en una pesadilla por ejemplo, porque con su conducta cerca tuyo, puede llegar incluso a quemarte, a chamuscarte hasta la ropa, y la verdad, es lo último que deseo para mi vida. Este ambicioso cultor de las ofrendas en el barrio en donde las monedas no tienen sonidos, es una de esas raleas o malos ejemplos que vienen a poner en el tapete, más para bien que para mal, la forma en que un Ministro de Dios, de cualquier denominación, puede caer en las manos de esta obscena y antigua forma de corrupción que a esta hora, es una disciplina que solo en nuestro país, tiene a varios representantes del poder evangélico y protestante, gozando de las más variadas bendiciones que ninguno de los más relevantes e importantes discípulos de Cristo pensó, alguna vez en sus cortas existencias, poder disfrutar. Porque cuando ellos decidieron seguir al Señor, nada de esto existía, el hombre de Dios aún poseía estructuras interiores fuertes, fuertes como para rechazar este tipo de conductas, el hombre por lo tanto, el de Dios, era aún persistente en sus convicciones, se podía confiar en ellos, por eso el cristianismo en sus comienzos llegó a tener la fuerza y el poder que tuvo, de otra manera, no trasciende. El APÓSTOL Pablo es un ejemplo de ello, porque él, aún teniendo la visión que poseía, los dones que le fueron entregados por Dios mismo, la revelación con que contaba para servir al Propósito de Dios, no pensó jamás en enriquecerse y convertir su Ministerio en una realidad en donde el poder del dinero y las bendiciones materiales, fueran el centro del mensaje, por el contrario, él TRABAJÓ, CON SUS PROPIAS MANOS, dándonos un gran ejemplo de integridad, moral, espiritual, confirmando con ello además, la vida de muchos hermanos en Cristo que a pesar del costo que conlleva el servir al Señor en realidades a veces demasiado complicadas, ellos se arman de valor y salen servirlo, aunque al otro día tengan que madrugar para ir a la construcción, para ganarse el pan de cada día y así dar un testimonio de fe y valor que la religión de mierda desea obviar, solo porque unos cagones ministros se la pasan de fiesta en fiesta y se creen los papas de un pueblo que alguna vez, espero yo, despierte de este sueño en el que esta casta de mediocres cantantes y predicadores de un evangelio ilegal, aún lo mantienen sumido.


Así que el Tsunami que venía a Chile ya llegó, y va a arrasar con todo, créanlo, alguien tendrá que caer, espero yo, Ministros como Karadima, profesor y mentor de Pastores que les importa un huevo el dolor del mundo, y que por el contrario, son capaces de volar al otro lado del mundo con tal de evitar ver la devastación, caerán, en algún momento, la ola que se desató es demasiado poderosa como para evadirla, los Bancos no serán lo suficientemente fuertes como para proteger las ganancias obtenidas en el Nombre de una fe corrupta, los mercenarios tienen sus días contados, Dios ha comenzado a dilucidar una verdad evidente que muchos no desean ver, o no quisieran fuera parte de nuestra realidad, pero no es así, los hombres son sólo frágiles torres de Babel, corruptibles, comienzan por el amor, y luego terminan codiciando, apeteciendo lo que no les pertenece, así es como apareció la famosa y corrupta doctrina del Capitalismo Protestante, la que hizo que muchos ministros sucumbieran, al puro estilo del Evangelio clásico, como Judas, como ese profeta que en la antigüedad creyó que el don era posible mercantilizarlo, el Apóstol Pablo ya los tenía identificados:

1 Timoteo 6:10 dice: "Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, SE EXTRAVIARON DE LA FE, y fueron traspasados de muchos dolores".

Algunos que creen en los científicos y en los programas tipo matinales guiados por gente sin ninguna clase de entendimiento y discernimiento, estaban casi seguros que el Tsunami no provocaría más daño, pero no es así, la cosa viene dura, Karadima tendrá que explicar ahora, con jueces de verdad, cómo creó todo ese imperio de corrupción y de poder sin límites, desde luego, uno espera que el Juez que lleve adelante este caso, haga declarar al Pastor saliente de la Iglesia católica, al que dijo que en el caso de las violaciones y pedofilia en Chile, “eran poquitos”. Pero el imperio de Karadima no es poco señor Errazuriz, como tampoco es pequeño el de Chaparro, pueblo de Dios, y el de varios mercenarios de la fe protestante actual, por ello estoy orando, sí, para que alguna vez alguien le ponga el cascabel al gato y le dejen caer una lupa de este porte a todos esos “grandes ministros del evangelio” que se han enriquecido en nuestra patria, solamente, a costa de la ignorancia y la débil actitud de muchos verdaderos Ministros de Dios que nada han dicho de esto, y que con su silencio, han dejado el camino expedito para que estas pestes sigan proliferando bajo la condescendiente mirada de una fe protestante religiosa que permite absolutamente todo en el campo de las finanzas.


El Terremoto del año pasado no provocó ningún tipo de daño a estas garrapatas de la fe cristiana, pero este Tsunami, el que viene del cielo, de La Presencia misma de Dios, créanme, algo tendrá que dejar, apuesto que algunos de estos grandes profetas de la era actual, al enterarse del proceso de Karadima, fueron de inmediato a donde sus consejeros bursátiles y comerciales para comenzar de inmediato con el cambio de nombre de sus cuentas corrientes, porque tienen claro que el piso se ha comenzado a mover, como un terremoto, saben que al tipo ese no lo procesarán solo por su degenerada conducta y el mal que provocó a la vida de muchos y no, “poquitos” fieles católicos sinceros, incapaces de reaccionar, sino que además, por su abultada billetera, capaz de sobornar a personeros de su propia religión, cosa que la corrupción y la vergüenza no se supiera, del mismo modo, el juicio valórico y moral viene de Dios, y Dios no se tarda, su juicio ha comenzado y las cabezas por supuesto, comenzarán a rodar, los mercenarios de la fe tienen sus días contados, el dinero que han ganado a costa del Nombre de Cristo de nada les servirá cuando Dios deje caer su plomada sobre esta realidad que hace rato necesita un cataclismo espiritual, para que los verdaderos hombres de Dios, puedan declarar con toda libertad La Bendita Palabra de Dios sin tener que recibir ninguna clase de improperios desde la acomodada realidad en donde yacen las vidas de los burgueses apóstoles de la Prosperidad. Yo les podría creer algo, si es que hubiesen acertado en alguna profecía, pero nada, nada de ello hay, no tienen peso profético, no tenían nada, solo ambiciones materialistas, ganar mucha plata a costa de la ignorancia. ¡Que canallas! ¡Son escalofriantes!


Pero si el juicio humano no llega, tengo plena certeza de que el moral y espiritual ya está en marcha, porque Dios da testimonio en mi corazón que muchos cristianos en mi país, a esta hora, ya estarán recibiendo entendimiento para poder discernir la forma en que Dios seguirá tratando con sus valiosas vidas, a pesar de los tsunamis, de los grandes terremotos profetizados por El Señor, la plomada de Dios, recuerden, cayó sobre Sodoma, Gomorra, Egipto, Babilonia, Nínive, Europa, New Orleans, Chile, Tailandia, Japón, y muchas realidades más que no han entendido el programa de Dios, la propia realidad evangélica, que siempre declaró que no íbamos a pasar por la Tribulación, y si no estamos en ella, ¿en dónde entonces? Es que ellos, los propios Ministros de Dios, apenas saben cuál es el costo de una y sola vida, menos sabrán el costo y el enorme significado de una catástrofe como la ocurrida en la Isla sobre el Pacífico, para ellos, la vida de los seres humanos sólo han servido para lograr metas, hartos miembros, buenos diezmos, mucha plata, muchos dólares, y allí los tienen, vacíos como una tumba, fríos como un cadáver, sin experimentar quebranto alguno, porque no están dispuestos a ceder, a ofrecer nada, sería una gran pérdida en sus finanzas jugársela ahora por los que sufren. Son solo vómitos, porquería que no sirve para nada, ellos mismos han cavado el hoyo para sus tumbas, pero no estoy tan seguro si de verdad tendrán la oportunidad de morir así no más, uno espera que Dios les pase la factura, aquí, en este mundo, por haber engañado a tanta gente, por haber utilizado el dolor de muchos seres humanos para enriquecerse. ¿Y piensan que el tsunami y el terremoto ya pasó? ¡Están locos, esto recién comienza!


Así que nosotros, los disidentes, estamos esperando que la justicia de Dios se vuelva tan poderosa como un Tsunami, que arrastre, como lo que vimos en las imágenes de Japón, con todos estos legionarios de las tinieblas que han usado el Nombre del Señor Jesucristo para cualquier cosa, menos para edificar o sanar el alma de un pueblo que en la historia solo sabe de sufrimientos. Por eso es que me he negado a tener presentaciones en este tiempo, para no quedarme dormido, para que la somnolencia se aleje de mi y pueda ver con claridad todas las cosas que como hijos de Dios, tenemos que ver antes que Cristo retorne a este mundo. Sé también que muchos siervos honestos de Dios, esperan con ansias la aparición del Señor, estoy con ellos, sin embargo, me temo que ello todavía no será posible, la humanidad necesita el testimonio de una fe como la nuestra para que el día en que las almas tengan que dar cuenta a Dios de sus actos, ellos no tengan justificación alguna de su extravío. Por lo tanto, ánimo, fuerza de parte de Dios para los sinceros, para los que siempre han dado la cara, para los cobardes, que se arrepientan, que busquen a Dios y retornen a la verdad, solo de este modo nuestras vidas hallarán el debido y siempre justo sentido dentro de un mundo en total y apocalíptico caos.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home