Sunday, September 25, 2011

Las tempestades de la nueva civilización, arrecian.

















Somos seres realmente importantes para Dios, nuestras vidas, aferradas fuertemente al gran propósito de Dios, no dejan dudas al respecto, eso hace que ningún tipo de circunstancia, pueda debilitar, el inmenso costo que debemos pagar en este mundo por creer en ÉL. Puede que pasemos inadvertidos para el sistema, practicamente olvidados, lejanos como para ser tomados en cuenta, sin embargo, aún debilitados por el peso de cualquier dolor u enfermedad que tengamos que sobrellevar, es indiscutible que Su Soberanía gobierna nuestro andar, y por lo tanto, contamos con la poderosa certeza en nuestras almas de que Dios, en su enorme misericordia, no nos va a dejar de lado, por ningún motivo, eso es suficiente para un hombre como yo, dispuesto a creer y a tener que luchar en esta realidad para conservar y defender estas convicciones.

Muchas veces yo mismo, aquí mismo, en este blog, he dado a conocer mis profundas y honestas diferencias con el sistema religioso imperante, por su ineptitud para asumir el Llamado, por su pobre capacidad de reacción, esa es una de las razones que me impulsan a no dejar de escribirles, pues se que muchos de ustedes, al igual que yo, se cansan de estar intentando navegar contra la corriente, pero es una realidad, latente, la que debemos sobrellevar, con hombría, con mucho valor, el ejemplo que Cristo nos dejó, nos debe por lo tanto marcar, si CRISTO no ha dejado una impresión imborrable en nuestros corazones el dia de nuestro convertimiento, todo lo demás y sobre lo cual edifiquemos nuestras vidas, será, indefinido, equívoco, confuso, una especie de apariencia que no prestará ningún tipo de utilidad cuando la tempestad se cierna sobre nuestras realidades, es lo que el Señor Jesús graficó tan claramente en la enseñanza de las diferencias entre el que edifica en la arena con el que lo hace sobre la roca. Estos tiempos parecen estar poniendo a prueba todo aquello, porque las tempestades de la vida simplemente se encuentran arreciando, vienen desde todas las partes, soplando con un viento potentisimo, y quien no esté edificado en el lugar que Cristo señaló, será pasado a llevar, no habrá explicaciones que valgan, los días actuales no nos permiten darnos ninguna clase de licencia, estamos señalados para ser blanco de las injurias, otra clase de vida alternativa es simplemente una elección sin el consentimiento de Él.

Naciones completas se hallan condicionadas a este tipo de confrontaciones, Estados Unidos por ejemplo, como una nación llamada a ejercer vida sacerdotal, es obvio que hoy se encuentra sufriendo en su aspecto socio político, y por supuesto en el espiritual, debido a la naturaleza de su Llamamiento y a su sistemática deserción a él, Inglaterra, Alemania, y muchas otras más, también parecen tener la misma problemática debido a su vocación, tal vez el llamamiento hecho por el Papa en su último viaje a Alemania, no sea del todo una locura en esa realidad, pensar en la fusión religiosa entre protestantes y católicos dentro de un contexto como ese, puede que sirva para que esas realidades por lo menos, tengan algo qué decir o por qué luchar en el campo de la vida espiritual. Pero también existe otras naciones que no han comprendido el valor del Evangelio del Señor Jesucristo, es más, han rechazado literalmente el mensaje salvífico, lo que pone a este enorme grupo de países, en un estado de beligerancia contra el propósito de Dios, y por lo tanto, parecen estar representando ya, en este mismo instante, a todas aquellas realidaes políticas, sociales y culturales que no solo impiden el avance del Evangelio en su concepción más honesta sobre este mundo, sino que además, componen una fuerte y metálica oposición al advenimiento del Mesías y de su establecimiento en la tierra de Israel. Por esta misma razón, es que uno no puede comprender cómo, una nación como Estados Unidos, pudo haber caído hasta donde se encuentra hoy, no es posible cuantificar el daño que solo ellos han propiciado al Evangelio de Cristo con sus deserciones, la falta de compromiso de los cantantes y predicadores de moda para abordar el problema profético en sus textos, no es un problema menor cuando vemos que a diario se suceden las cosas sin que la reacción por parte de las realidades espirituales, sean proporcionales al daño con que se ha afectado las verdades supremas que proclama el Evangelio de la Cruz.

Pero todo esto no habría sucedido si las realidades espirituales se hubiesen ajustado a lo que revela La Bendita Palabra de Dios, habríamos sido impactados por la claridad con que hombre como los apostoles, por ejemplo, lograron visionar a través de sus fuertes experiencias con Dios, para ello, es obvio que habríamos tenido que renunciar a muchas cosas que hoy día simplemente forman parte de nuestras vidas cotidianas, por esta misma razón tal vez, es que a veces nos cuesta más de lo que debiera nuestra vida espiritual, es que existe una clara diferencia entre el Evangelio proclamado por Cristo y sus Apóstoles, con el que pretenden afrontar en las actuales circunstancias los cristianos de hoy, es ineludible. Las profecías en tanto, dejan bien en claro que este tiempo sería tal cual lo estamos viviendo, con todos los ingredientes políticos, sociales y espirituales que estamos observando y percibiendo desde nuestras atrincheradas realidades, no obstante, también se ofrecen como una posibilidad cierta para desperfilarnos del verdadero propósito al que hemos sido llamados, de eso no tengo ninguna duda, mientras nuestra mirada hacia el entorno que nos rodea, sea a através de Cristo y de su mensaje redentivo, y no a través de otros medios, es claro que podremos ver la realidad objetivamente desde la perspectiva bíblica, y de este modo, contar con el factor espiritual adecuado para enfrentar la circunstancia histórica, de lo contrario, seremos llevados como ovejas al matadero por quienes después, plácidamente, se acomodarán a sus verdaderas perspectivas de vida cuando, la tormenta de protestas, haya dejado de arreciar.

Edificar sobre la roca en tanto, no es tarea fácil, para nada, he tenido en mi vida la oportunidad de ejecutar muchos trabajos con mis propias manos, y créanme, la roca ofrece dificultades enormes, uno no puede explicarse el cómo los egipcios pudieron dar vida a una civilización como la de las pirámides y toda esa cultura, al igual que los persas, los cuales, para poder llevar agua hasta donde ellos se encontraban, debieron cavar dentro de la roca sólida, sendos y costosos túneles sin tener que desviarse en un pequeño milímetro o grado, en el caso de la inclinación para la extracción del agua, de lo contrario, el agua se salía de su curso, lo que habría llevado a aquella civilización, al más completo fracaso, y por lo tanto, el pueblo de Israel jamás retorna del exilio en Babilonia. Es probable entonces, que el asunto de la roca no sea tan fácil como nosotros pensamos, que para construir sobre ella, necesitamos algo mucho más enorme que el deseo o la capacidad para trabajar, el Señor lo sabía, Él lo tenía claro, sólo aquellos que se han dado el tiempo para construir sobre la roca, comprenden bien lo que estoy tratando de decir, más ahora que los vientos de la civilización del materialismo, el hedonismo y el consumismo, parecen estar arrasando con la fragilidad de quienes ni siquiera han considerado las palabras de Jesús como supremas, en el campo valorico, en el moral, en el espiritual, razón por la cual, al parecer, nuestras sociedades, convertidas al mercantilismo, incluido vergonzosamente el mundo de la fe, carecen por completo de verdaderas y profundas convicciones en Dios para enfrentar lo que se nos viene.

Para quienes tienen la certeza de haber construido sus vidas en la roca, que es Cristo, es claro que permanecer al amparo de Dios será una de las acciones más decidoras cuando todo se haya cumplido, a cabalidad, porque solo allí sabremos quiénes y cuántos, verdaderamente, fueron capaces de invertir todos sus recursos en una demanda tan bíblica y cierta como los días que estamos viviendo, Cristo, la única y verdadera roca, y no Pedro, el Papa, u otra cosa, es y seguirá siendo la piedra que desecharon los constructores, mientras, la evidente convulsión del mundo actual, propicia el momento para que sus hijos, su pueblo finalmente, se acerque a su Presencia y busque su Rostro, solo así contaremos con la ayuda necesaria para cuando el mundo, y todas sus obras con él, comiencen a ser arradicadas, poderosamente de esta tierra.

4 Comments:

Blogger Diego Maximiliano Moya said...

Es asi como observamos el crecimiento de un cristiano actual que edifica "como la torre de pisa".

"La piedra que los edificadores desecharon, Ha venido a ser la cabeza del ángulo" sin la Fé Cristo-centrica que muchos necesitan no se puede tener alguna Base sólida ni mucho menos duradera.

Es lamentable, aun asi, Dios en la fidelidad que nos ha mostrado hasta el Dia de hoy permite que nuestros pies y nuestro andar sea conforme a lo escrito, eso mismo que está plasmado en sus enseñanzas y que hoy en dia se puede reproducir en nosotros.

Dejeme decirle que comparto el celo que el Espiritu Santo nos ha puesto en el Corazón (en cuanto a la Religiosidad existente hoy en dia), y junto con esto, lo Anímo a seguir publicando en su Blog.

No deje de hablar la verdad, pero con prudencia y su justa túnica de servicio.

Con Cariño

Diego Moya Castro

1:35 PM  
Anonymous Anonymous said...

Diego, le agradezco sus palabras, son muy alentadoras en un tiempo como el que nos ha tocado vivir. Es cierto, a veces son muy efusivo para expresar lo que siento, eso no me lo perdonan mis detractores, la pregunta entonces es, ¿cómo deberíamos confrontar toda la basura que nos ofrece este sistema, a los violadores, a los sacerdotes pervertidos que abusan de niños indefensos, a los que utilizan el Nombre del Señor para enriquecerse, a los que edifican el Reino de Dios en base a mentiras, a los medios de comunicación, que con toda la peste de imagenes y palabras que publican, no logran mejorar la condición del mundo actual, sino todo lo contrario, a los políticos corruptos, a los mediocres, a los cristianos que les molesta la verdad? Si usted tiene una palabra, le agradecería me la hiciera llegar, de todos modos, cuaquiera sea la forma, sé que muchos se quedan con ella y nunca experiemntan con la verdad o la idea que uno pretende expresar.

Sé que al pueblo de Dios le importa más el mensajero que el contenido, de lo contrario, este blog simplemente no tendría sentido.

Muchas gracias.

elrecolector

7:45 PM  
Blogger Diego Maximiliano Moya said...

Me alegra Saber que usted Hermano Florencio permanece activo en comunicación, déjeme decirle que he leído varias de sus publicaciones anteriores, y un extraño sentimiento me viene al cuerpo, (y un escalofrió que eriza los pelos). Muchos de sus temas hablan sobre la controversia de temas colectivos, algunos temas netamente Espirituales y versos de una melancolía que es inevitable de esconder, hasta solté algunas lágrimas al saber que Ud. padece una enfermedad, esto último, me hizo un nudo en la garganta. Es por lo mismo, que apreciando su Honestidad y aprovecho de decirle que, he dejado la superficialidad con la cual uno mira a un "artista" (en comillas ya que usted no es una ESTRELLA y no creo que haya sido su objetivo en algún momento), simplemente comenté porque me parece Notable el hecho de que alguien, hoy en día, se pare en la brecha y muestre el Estandarte que Dios nos ha dado al llamarnos sus Hijos, Además para mí es muy provechoso, como enseñanza, nutrirme de sus experiencias y visión de las cosas, y creo que esa es la idea, los hombres de la biblia nos exhortan a dejar nuestra carne de lado para que Jesús se vea reproducido en nuestra vida, el Señor Jesús tenía una palabra Certera y profunda que pudo transmitir como buen Maestro a sus Discípulos, es así , hoy como Dios nos toma para enseñarnos al igual que antes, debo decirle también que hay un caso similar al que usted plantea en sus dichos:

Génesis 6:5 “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal” Hoy sucede exactamente lo mismo, con la diferencia que Noé estuvo muchísimo más tiempo predicando que nosotros, notable enseñanza, ya que Noé no solamente predicaba con palabras, sino con hechos, lo mismo que hizo el Señor Jesús y lo mismo que Dios nos pide, ¿Cuesta? Claro que sí, yo creo que a Noé le deba haber salido más de alguna Cana verde, y también a veces me imagino la cara del Apóstol Pedro cuando el Señor Jesús le dijo “¡Quítate de delante de mí, Satanás! porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.”

Noé tuvo que Esperar en lo que Dios le había confiado y Pedro tuvo que aprender a tener la vista en los asuntos de Dios, ¿tuvieron éxito? Claro. No es la boca de ellos la que testifico por ellos, sino mas bien Dios se Glorificó en sus Vidas. Por último, entiendo que como humanos tendemos a tener la vista en la tierra, es natural, pero eso, justamente eso, es lo que nos impide alzar los ojos y poder lograr ver la Cruz en lo alto(Es ahora cuando uno entiende lo que Jesús le dijo a Pedro) “sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen….Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.”

Quizá usted ya sabe todo esto, lo más probable es que si, pero nunca está de más compartir algo que en estos días es como “Agua fresca”

Saludos Hermano, con mucho cariño y respeto, de un Joven.

Diego Moya C.

3:39 PM  
Blogger florencio said...

Hermano Diego, agradezco de corazón tus palabras, vienen a mi alma como una balsamo fresco, más ahora en un momento en que me he resentido fuertemente de mi enfermedad, y quiero que sepas, ninguna de las cosas que tu me has escrito son sabidas para mi, de ningún modo, mi condición actual me impiden dejar pasar por alto cualquier bendición que venga de un corazón como el tuyo, puede que esté equivocado en muchas de mis apreciaciones, pero en esto,jamás, todo lo que tú me acabas de escribir, lo he compartido con los mios y por supuesto, ellos también han recibido parte de esta bella bendición.

Puede que el tiempo que vivimos sea difícil, que esté lleno de problemas y dificultades, aún a pesar de ello, del enorme peso que debo sobrellevar a causa de mis dolencias, recibo esta verdadera agua de la palabra como un manantial para mi cuerpo y mi alma, y oro al Señor para que tu vida y la de todos los que leen este humilde espacio, sean bendecidas ricamente con Su Presencia.

Agradecido y siempre dispuesto a seguir batallando.


elrecolector

10:12 AM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home